martes, septiembre 06, 2016

Fotos para otros

No me importa cómo te recuerda mi vista
ni la cámara o la luz,
sí cómo te ve mi memoria.

Creí que hablando nos podíamos entender
que las letras no volverían
que discutir sobre nuestros muros los disolvería,
en la sustancia como lubricante innecesario
en derogar nuestros preconceptos acortando los años
que el pulso ya no me iba a temblar
que me iba a importar la legibilidad del trazo,
que no iba a tachar tanto,
creí en tu felicidad
en perder este tono de muerte
y el lugar común del miedo.

Que entenderías qué chingados quiero de ti,
que entenderías que no sé,
no te conformes con esta realidad
no dejes que yo diga de qué te debes dejar
o con qué te tienes que conformar.

No me dejes que sienta,
y si siento no me dejes que escriba,
si escribo no dejes que salga del margen,
si salgo no dejes que exprese,
si expreso no dejes que me entiendan
si me entienden no dejes que me libere
si me libero no dejes que me agote
si me agoto no dejes que lo deje todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario