sábado, agosto 27, 2016

Secando ropa

Hablar desde la supresión,
desde lo torpe que fue iniciar esto,
el texto, en el fondo de la hoja y en borde
también esto
de decirle no a lo que uno piensa
por agrados ajenos
aunque sean de mentes queridas
para evitar conflicto,
si confrontar ideas, voces y letras lo necesita:
¡que se venga todo el pinche conflicto
que aguante nuestra existencia!
¡que nuestras ideas redondas, perfectas por reproducidas,
se desbaraten, agrieten, destruyan!
¡y de los restos salgan pedazos
volando como garabatos
y con tentáculos cuyas fibras
se extiendan a otras ciencias, otros tiempos
lentos y rápidos
alcancen más conceptos, más mentes, más cuerpos!
y que por más cuerpos no entendamos nomás más sexo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario