domingo, noviembre 11, 2012

Emes

Que tus dolores son tan ciertos,
que si sangras sí es sangre,
y de tus problemas y complicaciones
no sé si me atraen, me alejan, me aburren o me interesan.

Que hace mucho no veía a un muro así como el tuyo,
que eres ladrillos de no sé qué,
puro misterio,
o si te pido que me toques
pero de modo menos clínico,
si te digo que eres alcohol
que se vierte sobre heridas invisibles,
que no sabía que tenía.

Que sólo dejas romperte brazos, piernas, cuello, espalda...
pero para todo lo demás te aíslas,
que de dolor sólo el físico te permites.

Que si soy cobarde pues no entiendo
lo de tu cuerpo tan entendido,
o si digo tu nombre con cinco o seis emes,
o mejor aún,
con una sola gesticulación infinita de boca cerrada,
porque tu nombre se pronuncia sin aire,
o si escrito nunca alcanza la tinta.

Desa falta de confianza que ni ésa me dejas que sea exclusiva,
y alegas, que te alejas, despersonalizada.

Si me retrocedes, en tus fallas comunicativas,
y me remites al fetiche del misterio,
si me emociona
que eres más preguntas que respuestas,
e inútil creía ya haberlo superado
dejado de carcomerme en tus silencios
en tus miradas desviadas,
de que te me pongas enfrente en las mesas
no sé si para verme mejor
o a manera de alejo
de escribirte tanto aunque me duele la mano,
de tus excusas y razones,
todo a medias
con más dudas que tu mudez, reticente,
de si pones esa cara de que no me crees ni un fonema de lo que te digo,
o peor aún, de todas esas caras que haces y no sé ni qué significan,
de interrumpirte en tu soledad
tan cotidianizada, hogareña, abrigada,
que es tu apodo que nunca te pusieron
pero lo haces tan tuyo,
de cómo desconocerás este texto
que está escrito sólo con tu nombre
y su tónica, muda...

Legitimada

Si está en un desfile de modas,
eso debe ser la moda,
sale en una pasarela,
entonces es bonita...

Y veía sólo con la mirada asqueada,
esos tacones con los que ni estos
maniquíes podían caminar;
entre instrumentos musicales caros
que nadie toca.

Y si aplauden,
entonces,
debe haberse terminado.