miércoles, julio 11, 2007

La fuente

A veces brota,
a veces seca
a veces su sequedad te ha de preocupar
a veces te da de beber,
otras desborda su caudal
te empapa con su flujo sentimental
con su rocío te revive a tí
y a todos los demás,
te hace preguntar:
¿te quería mojar a tí nada más?

La ves, es tan preciada
todos desean su vital liquido,
la quieres tomar y de ella adueñar
por momentos desvias hacia tí su producción,
pués lograste captar su atención,
pero despierta y recuerda su importante función:
ir regando por allí,
a todos tiene que ayudar,
su necesidad de sentimiento calmar,
no puede ser sólo de tí.

Pero cuidado ten que la fuente de sentimientos,
no siempre te vaciará su dulce felicidad,
a veces llorará amarga soledad
y cuando eso pasé
¿qué vas a hacer?
¿acaso de frente le escupirás
devolviendole sus acidas lagrimas?
o ¿te atreverás a tragar ese amargo sorbo
y demostrarás que aún en su caudal estarás?

Hagas lo que hagas recuerda:
La fuente un día se va a agotar,
volteas y ves que se está yendo ya
fuente, ¿ahora a quíen vas a hidratar?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario