viernes, enero 13, 2012

Teclados

Me duelen las manos,
ya no encuentro salida,
esto ya no convida,
pulgares agotantes,
tendones lacerantes,
postergaciones urgentes,
pruebas sin sentidos,
entornos descentrados,
ratones olvidados,
meniques insistentes,
muñecas llorantes,
sillas desgastantes,
escritorios volantes,
ángulos inalcanzables,
espaldas inderezables,
articulaciones tronantes,
trabajos descuidándose,
teclados lujuriosos,
redacciones aplazantes,
transcripciones durmiéndose,
códigos inconcretables,
descansos imprescindibles
reflejándose en versos dolientes.

Qué infame.