martes, septiembre 13, 2011

Que se cuenta desde abajo y a la izquierda

... Que eran como tela, tela que se unía,
pero varias partes ensanchadas,
descubrían los brazos, el cuello,
algo más del cuerpo sino cubría el rostro.

Aún así varias piezas en la parte superior y
no encontraba su función,
blanco azul sin poder entender,
y por dentro relieve se asoma pero basta saber
que color le viene a sostener.

Y más de una pieza adentro se ve
y sigue de abajo, ahí ven
gris percudido, amarillo añejado,
pedazos roídos, cuán desgastado,
y muestra a su lado, tu triste rosado.

Y agachas y ensanchas,
no oída tu pompa,
encorbas y enseñas,
caritas de idiota grabadas
de negro en blanco en tal tela profunda
que apenas vislumbra.

Ya mas abajo de uñas pintadas y dedos delgados,
llenas tu zapato.