miércoles, mayo 11, 2011

No sé

No sé, no sé si al despertarme
me olvido del delirio, no sé,
si éste que trazo es el tuyo o
acaso el rostro mío, no sé,
ya no recuerdo sin ver.

Sin seguros ni arrepientos, sin ver,
ni estas letras que escribo, no sé,
si descubro o adivino, tal vez.

Sin valor, sin valentía se dice tu poesía,
que es verso mal tratado,
por no estar escuchado,
en tu tanta lejanía, que dice que no olvida,
aún harta distanciada tu risa de la mía,
que más bien absorbida por nuestra letarguía;
tal vez, ¿lo ves?, no sé.

Y las perturbaciones que marean, confunden, te llenan,
y me ves diciendo de corrido, sin leerme,
tanto grito sin encuentro,
y al encuentro del sonido fallecido
no logras entenderle.

Así que encadena, destaza, esgrime,
asa, amordaza, abrasa, punza,
corroe, mata e incinera dudas,
miedo, expectativas y dichos,
que ya no entiendes, olvida.

Que en un instante del vaivén, estoy,
en un instante del vaivén, me ves,
en un instante del vaivén, me voy,
cerrando conmigo las puertas oxidadas de lo definitivo.

1 comentario: