miércoles, agosto 11, 2010

Entrevistas a mí mismo: Animalia

Sé que tarde o temprano alguno de ustedes me lo va a preguntar, y quiero poder tener la facilidad de dar respuesta rápida (probando el interés del solicitador) de simplemente referirlo a este documento; me tomé la tarea de resumir mi postura en ese aspecto. La siguiente es parte de la sesión de Entrevistas a mí mismo, cosa que se me acaba de ocurrir.

P: ¿Cree que los animales tienen derechos?
R: No lo sé, ni siquiera estoy seguro de si los hombres tengamos derechos.

P: ¿Qué opina de las corridas de toros?
R: En particular me opongo al asesinato de cualquier animal sólo con fines de espectáculo.

P: ¿Entonces está a favor de los derechos de los animales?
R: No estoy seguro en qué consistan ni si están definidos formalmente, y en particular estoy seguro de que no deberíamos de tener ningún impedimento para alimentarnos de ellos.

P: ¿Aprueba usted, en consecuencia, que se maten millones de animales al año sólo con fines alimenticios?
R: Así es, ¿qué se le va a hacer?, el ser humano mismo fue perdiendo sus terceros molares conforme su dieta fue haciéndose cada vez menos herbívora, y eso fue aún antes de que empezásemos a moralizar la alimentación, digo, lo podemos intentar, pero no se puede vivir de puro zacate, nuestras necesidades nutricionales no pueden ser satisfechas sólo herbívoramente, y no empecemos con lo de los suplementos.

P: Usted aprueba el asesinato de animales entonces, ¿bajo qué condiciones?.
R: Creo que a estas alturas de la civilización deberíamos de tener mataderos bastante eficientes, procurar muertes indolorolas al mínimo realizable, bastante rápidas y con menor (quizá) trauma para el producto. Recordemos, pues, que cuando algún animal se pone durito cuando lo matas la carne ya no queda blandita, así que más vale una muerte callada y silenciosa, digo, siempre me gusta hacer referencia a la muerte del pez globo (denme tiempo de buscarles la referencia) que cuando se muere «de un susto» libera veneno que mata al que se lo coma...

P: Eso es todo señor, muchas gracias.
R: Gracias a usted.

3 comentarios:

  1. yo iba hacer algo parecido pero iba a inventar al entrevistador siendo este un vampiro o una mano con ojos y boca, teniendo comentarios y preguntas en cadena raras.

    ResponderEliminar
  2. tu hermano escribe mejor que tú.

    btw, no sabía que tenías un blog... y desde hace muchos años.

    Empieza a agradarme esto del desconocimiento familiar, le da un toque más formal a nuestras conversaciones... Digo, de eso a la usual plática de física que difícilmente comprendo... creo que es más divertido leer poemas que entiendo menos... Me hace reafirmar mis ideas de que eres una persona solitaria. :C

    No importa. El hecho de que alguien que te conoce de años encuentre tu blog no debe ser motivo para sentirse menos, ¡ni mucho menos! Inclusive debería ser como alentador, ¿no? Saber que alguien tan aburrido (como un escritor de poemas) se toma horas y horas para revisar todo lo que tu blog tiene para ofrecer y que, mejor aún, se toma la molestia de dejar un comentario.

    Con respecto a lo de los animales, justamente hace unos días empecé a hacerme preguntas parecidas, y empiezo a creer que las plantas también son seres vivos, o sea, a final de cuentas nos las estamos comiendo... valdrá más la vida de un animal que la de una planta? Digo, mientras le des un propósito nutricional a la carnita de los animales, no veo por qué no comérnosla...

    Sabes, a veces pienso que no somos muy diferentes. Aunque en mi vida jamás he escrito un poema... Y tampoco tengo un blog...

    Captcha: Cafood (casi Catfood)

    ResponderEliminar
  3. Argh, creo que lo que había escrito se borró...

    Bueno, intentaré repetirle: le digo que siéntase con libertad acá de tacharle lo que vaya gustándole, pues es tanto suyo como mío; y sepa, a bien, que eso de las funciones comparativo-literarias me vienen a caer en lo más ínfimo, digo esto pues no entiendo cómo, usted, habría de conocer a mi hermano y, además, sus escritos que no tengo el gusto ni el tiempo de conocer.

    Salud.

    ResponderEliminar