viernes, abril 17, 2009

No existe otra opción

Mirate, mirome, mirose.

Soy pobre, sin comida, con comida,
estoy enfermo, no estoy enfermo,
tengo familia, no tengo familia,
monedas te pido ganaste
con tu fácil trabajo conseguido por magia, espero.

Segregación discriminante soy pobre
¿no ves?
monedas ya dame, te pido
que no he conseguido suficiente
para prolongar mi vejez ¿no ves?
enfrente de ti camino haciendo gracia
de mi desgracia,
me suelto las prendas,
mezclo mis manos,
hablo en lenguas,
predico mis desgracias,
soy el único con problemas ¿lo sabes?
el mundo la tiene contra mí,
si te lloro, si no te lloro,
si te digo, si no te digo,
sólo trato de hacerte bien contigo mismo,
haciéndote creer que tus problemas no valen nada
en relación a los mios ¿lo ves?
pidiéndote dinero en la calle estoy,
con o sin alguna razón,
dame de tus carnes,
o de tus trabajos,
músicos y vendedores por encima de mí están,
no los puedo opacar,
al menos ellos ofrecen algo por tu favor
yo sólo miseria e incredulidad.

No existe otra opción más que pedir, ¿no ves?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario