miércoles, febrero 04, 2009

El entierro del Zafiro

Viene llegando Sofía
con un zafiro,
lo limpia, lo pule,
te lo muestra,
no sabes si presume,
pero te contenta,
Sofia niña huyes,
¡Sofia niña espera!
que tu zafiro ya no encuentras.

Tesoro arrinconado, olvidado, despreciado,
¿no sabes por qué te dejaron?.

Diamante encontraste,
zafiro ignoraste,
piedras preciosas en combate están,
interrumpes y lloras,
corriendo vas,
cargando al diamante,
¡qué débil es!
pues vidrio limado encontraste,
no puedes ver.

Niña ciega Sofía,
tu rostro hay que ver,
muéstralo cuando lo encuentres,
pués ni tú te has de reconocer.

2 comentarios:

  1. Fijate que estan buenos, e que mas me guto de los ultimo tres fue el de la tortura... jaja .. h k onda kon sofia.. ese nombre nadamas pork rima o k onda... y tu eres la piedra oo kk ?'

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien me he quedado en duda acerca de Sofia. Aparte de eso... es una interesante coincidencia que este poema hable acerca de una piedra preciosa mientras que yo he estado buscando una, tambien.

    ResponderEliminar