lunes, octubre 01, 2007

Ausencia de nexo

A ti aprecio
porque no hay artificio que nos una,
ni la sangre, ni la antigüedad
te vienen a obligar
a respetar mi libertad.

Sólo me dejas en paz,
me dejas ser yo
me dejas con mi decisión,
sabiendo que la correcta tomaré
me dejas a mi merced,
esa es la verdadera confianza
no tener que registrarte mis actos
dejarme sólo, no preocuparte
sabiendo que volveré
y que si no lo hago
es porque haciendo lo que quiero estoy
de nuevo, confiando en mi acto.

Por eso y más a ti quiero
sin nexos,
sin compromiso,
sin obligación,
sin esa dependencia
que a toda relación caracteriza,
por esa ausencia de arrogancia
que llamo: verdadera confianza.

Ni tuyo, ni mío, ni de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario