domingo, agosto 05, 2007

Lectura trágica

Estás leyendo, te parece muy interesante
lees una historia no identificas el tipo,
te atrae, te absorbe,
sigues leyendo tratas de descifrar lo que pasa,
no entiendes es tan real,
susurras diciendo al protagonista,
qué debe hacer,
susurraras prediciendo qué va a pasar
él no te oye,
tu predicción falla
pués claro: es tragedia.

No la puedes predecir,
ni se puede controlar
es lo único que es real
ves a tu alrededor,
te das cuenta que estás envuelto en sus largos y negros cabellos,
no te puedes zafar
sigues leyendo, te llena más y más
sientes cómo lentamente invade tu cuerpo,
lo peor, lo que habías ignorado,
lo que dijiste: "eso no pasará, la vida no puede ser tan cruel"
desearías que pasara ahora,

Por que lo que viene,
lo que está pasando es verdadera tragedia,
y es mucho peor,
sigues leyendo, sorprendido del autor,
¿qué le habrá sucedido para escribir semejante monumento a la desesperanza?
te preguntas: ¿Cómo puede escribir así?
¿Así es en verdad su vida?
sigues leyendo, deletreando cada párrafo, cada verso,
tratando de buscar la respuesta,
tratando de encontrar ese mensaje oculto, esa ilusión,
pero sólo hay vacío, hay brevedad,
verdadera sinceridad, no hay mensaje sólo relato.

Sigues leyendo, esperando el final
esa moraleja que cierra todo cuento aún no llega,
pero te das cuenta que tu lectura no acabará,
el fin jamás llegarás a ver,
¿Por qué? Por que tú eres el lector... y el autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario