lunes, octubre 01, 2007

Ausencia de nexo

A ti aprecio
porque no hay artificio que nos una,
ni la sangre, ni la antigüedad
te vienen a obligar
a respetar mi libertad.

Sólo me dejas en paz,
me dejas ser yo
me dejas con mi decisión,
sabiendo que la correcta tomaré
me dejas a mi merced,
esa es la verdadera confianza
no tener que registrarte mis actos
dejarme sólo, no preocuparte
sabiendo que volveré
y que si no lo hago
es porque haciendo lo que quiero estoy
de nuevo, confiando en mi acto.

Por eso y más a ti quiero
sin nexos,
sin compromiso,
sin obligación,
sin esa dependencia
que a toda relación caracteriza,
por esa ausencia de arrogancia
que llamo: verdadera confianza.

Ni tuyo, ni mío, ni de nadie.

domingo, septiembre 23, 2007

A e

Pués aquí sigo aún no he muerto,
sé que con mi prescencia no contento,
sé que aquí no debo estar
y sólo vengo a alardear.

Visita mi sitio
da cabida a un nuevo poema
que a tí no he escrito
sin embargo me alegra.

Pronto verás
de lo que puede ser capaz
un alma desdichada
que gusta de ser rechazada.

Perdona pero olvido
que sólo soy un niño
y como tal tengo prohibido
haberte conocido.

Recuerda que soy ateo
y por lo tanto no soy reo,
preso de la ley
esa ley divina,
que impide el tolerar,
impide libertad, volar, soñar,
a su mandato te tienes que acatar,
sino al infierno vas a dar.

No soy lo que cualquiera buscaría
tienes toda la razón
pero rompiste la ilusión
de que diferente eras,
y no cualquiera.

Superior te ví,
más aún demostrarlo no procuras
rechazas tu don, la buena intención, inteligencia, virtud,
todo por la buena costumbre
de esa inercia amorosa
que procuras,
perpetuidad es tu vida
por tanto eres una roca,
dura, estática, sin hablar,
me ves intentar hacer mella
en tu gruesa pared,
impaciente sigo de ver
cuando vas a ceder,
entregar poco de tu ser.

Sin más que decir
callo ya aquí.

domingo, septiembre 02, 2007

Fiebre

Empecé a quemarme por dentro,
fuí, te ví y sentí
esa necesidad de tocarte,
de abrazarte, expresarte
mi sentir,
ganas de no pensar
de dejar las cosas pasar
de imaginar, de besar
no sólo por curiosidad
¿quizá por mi fiebre será?

Mi fiebre revela más,
errores de años atrás
jamás declararte mi amor
y no por miedo a la decepción
miedo de saber
que no eres mi ilusión,
de que a mí hicieras
lo que aquella vez...
Pasando tu pretendiente va,
y tú lo percatas
soberbia derramas,
diciendo:
"Me lloró y me llorará,
jamás me alcanzará
valgo mucho más
de lo que puede pagar,
mi joya eterna brillará
a nadie se entregará,
anda dime ya
me amas de verdad
y nunca me tendrás".

Tu soberbia mostraste
mi pensar adiestraste
amor juré callarte,
para tu boca cerrarte
y jamás pudiera escucharte decir:
"Ese que va allá
triste, cojo y demás
confesó todo su amar
me entregó su sentir, su pesar,
su cantar, su llorar, su pensar
y con todo su ser yo ya
¿por qué suspiro mio
se habría de llevar?
Nada más tiene que ofrecer,
como para llevarse una miga de mi ser.
¿acaso cree que
con sólo amar
con él me iba a rebajar?
Ese tonto está mal."

Evitando eso procuré
guardar el sentir de mi ser,
pero tú deseosa de saber
de comprobar tu creer,
preguntaste de una vez:
¿recuerdas aquella vez
en la qué te consolé?
Sí, contesté.
Dime, ¿por qué lloraste?
respuesta solicitaste,
confundido pero frío,
sabía qué debía contestarte,
sin embargo recapacité y recordé:
"si doy mi amor su soberbia volverá
luego me rechazará,
se enzalsará
y me partirá"
Callé mejor
seguí la ilusión
con tal de no sufrir la última,
la peor decepción.

Años después por fin comprendí,
esto que escribí,
pero jamás entendí
¿por qué preguntaste algo así?

Pero bueno,
bajo efecto de mi fiebre estoy
por el callejón del delirio voy
todo esto ya no importa hoy,
sólo que sigo enamorado de tí
de la perfecta, la que me llena,
la que necesito, la hermosa,
la doncella, la joya, la aguja del pajar,
la perla entre piedras,
la que no tiene cuerpo definido
sólo habitas en mi mente,
de vez en cuando escojo un pedazo de carne
y ahí te ideo
tú mi amor y la mente que ya tenía el cuerpo
en conflicto eterno,
producto de mi imaginación, de la perfección,
de mi deseo,
deseo de que existas,
de que algún día encuentres un cuerpo
en el que por fin te puedas quedar.

Y luego despierto...
con mi fiebre.

domingo, agosto 19, 2007

Máscaras

Más caras tengo
de las que ves
máscaras ponen mi rostro
de revés
mas las caras
que ya olvidé
son la de verdad
y la de mi ser
que durante tanto oculté
para que nadie las pudiera ver
y así conocer
mi persona o mi saber
a ti entrego mi ser
si me quieres conocer.

domingo, agosto 05, 2007

Lectura trágica

Estás leyendo, te parece muy interesante
lees una historia no identificas el tipo,
te atrae, te absorbe,
sigues leyendo tratas de descifrar lo que pasa,
no entiendes es tan real,
susurras diciendo al protagonista,
qué debe hacer,
susurraras prediciendo qué va a pasar
él no te oye,
tu predicción falla
pués claro: es tragedia.

No la puedes predecir,
ni se puede controlar
es lo único que es real
ves a tu alrededor,
te das cuenta que estás envuelto en sus largos y negros cabellos,
no te puedes zafar
sigues leyendo, te llena más y más
sientes cómo lentamente invade tu cuerpo,
lo peor, lo que habías ignorado,
lo que dijiste: "eso no pasará, la vida no puede ser tan cruel"
desearías que pasara ahora,

Por que lo que viene,
lo que está pasando es verdadera tragedia,
y es mucho peor,
sigues leyendo, sorprendido del autor,
¿qué le habrá sucedido para escribir semejante monumento a la desesperanza?
te preguntas: ¿Cómo puede escribir así?
¿Así es en verdad su vida?
sigues leyendo, deletreando cada párrafo, cada verso,
tratando de buscar la respuesta,
tratando de encontrar ese mensaje oculto, esa ilusión,
pero sólo hay vacío, hay brevedad,
verdadera sinceridad, no hay mensaje sólo relato.

Sigues leyendo, esperando el final
esa moraleja que cierra todo cuento aún no llega,
pero te das cuenta que tu lectura no acabará,
el fin jamás llegarás a ver,
¿Por qué? Por que tú eres el lector... y el autor.

domingo, julio 22, 2007

Enamorado

La vez y te enamora
te sorprendes de su facilidad de ser
después de todo: es mujer,
anda aquí y allá
buscando a quién amar
la observas, te atreves, a hablarle
te ve, te escucha, lo piensa,
no tarda en desecharle
a la invitación que acabas de darle,
seguís allí, pretendés ser amigo,
ella lo sabe, no le importa, va a enamorarse,
del que ella vio, se enamoró,
la intentas, le rogase sin palabras,
te humillas sin arrodillarte,
la amas sin contarle.
la piensas, la sueñas, te inspira
descubres que haces arte,
procuras esforzarte
para extrapolarte
le esculpes una estatua
le escribes mil poemas,
le cantas diez canciones
trabajas hasta cansarte
todo para poder, en su corazón adentrarte,
pero no es así,
te ve y sos uno más
de los que la vienen a molestar,
tenés que tolerar
que ya tiene otro amar.

Pero ella está igual que tú
sólo que ella es mujer
¿por qué no podés entender?
¡No eres el único que sufre!
Todos viven así,
amar, amar, sufrir, sufrir,
seguís intentándola,
la vez de nuevo
quieres salir
pero acabas de discernir
que naciste para vivir así
siempre la vas a amar
déjalo de ocultar
cuando a otras vas a cortejar
diles de una ves ya:
"amo a otra , pero no quiere decir que no me vuelva a enamorar"
allá ellas si te quieren aceptar
pués esa es la verdad.


Pero no te preocupes,
quizá ella te ama,
tan sólo no puede aceptarle
pero así tiene que ser,
separados cómo nacieron,
como vivieron
y cómo morirán,
porque simplemente juntos no pueden estar.

miércoles, julio 11, 2007

La fuente

A veces brota,
a veces seca
a veces su sequedad te ha de preocupar
a veces te da de beber,
otras desborda su caudal
te empapa con su flujo sentimental
con su rocío te revive a tí
y a todos los demás,
te hace preguntar:
¿te quería mojar a tí nada más?

La ves, es tan preciada
todos desean su vital liquido,
la quieres tomar y de ella adueñar
por momentos desvias hacia tí su producción,
pués lograste captar su atención,
pero despierta y recuerda su importante función:
ir regando por allí,
a todos tiene que ayudar,
su necesidad de sentimiento calmar,
no puede ser sólo de tí.

Pero cuidado ten que la fuente de sentimientos,
no siempre te vaciará su dulce felicidad,
a veces llorará amarga soledad
y cuando eso pasé
¿qué vas a hacer?
¿acaso de frente le escupirás
devolviendole sus acidas lagrimas?
o ¿te atreverás a tragar ese amargo sorbo
y demostrarás que aún en su caudal estarás?

Hagas lo que hagas recuerda:
La fuente un día se va a agotar,
volteas y ves que se está yendo ya
fuente, ¿ahora a quíen vas a hidratar?.

domingo, julio 01, 2007

No llores

No llores niña más
por qué te acabas de decepcionar,
sé que pronto otro conocerás
que te hará olvidar,
de él te enamorarás
y volverás a alegrar
tu frágil sentir
tu dulce amar,
además recordarás
lo mucho que este pesar
te hizo madurar.

Yo también por eso he pasado
al ver mi corazón quebrado,
pero quedó reparado
cuando cuenta me he dado
que te tengo a mi lado.

Sé que de poco he servido
y quizá no ha parecido
que soy tu amigo,
pero estoy contigo
ya qué tú siempre has estado
cuando mas lo he necesitado,
y me has enseñado
qué hay cosas por las que jamás
se debió haber llorado.

Qué esto hagas te sugiero
con el tono más sincero
por qué así lo he hecho
y me ha funcionado,
dejé a un lado
ese sufrimiento
y olvidé el pasado,
para recibir al futuro
con un rostro reformado.

miércoles, febrero 14, 2007

De amor y amistad

De amor y amistad día,
que sin dicha ni alegría,
la de mi vida sinfonía
todo el tiempo corroía.

Hasta que una mañana
deja su maña
la cizaña
que me hacia creer
de forma extraña
que el mundo me engaña
diciéndome
que la amistad es patraña.

De amor y amistad historias
talladas en mi memoria
que con múltiples dedicatorias
daré recordatoria,
historias de amistades,
historias de trances,
historias de verdades,
que me hacen contarles.

Diversas amistades
mi camino han trazado,
diversos amores
lo han accidentado,
de las amistades haré mención
por que si de los amores hago
podría parecer acto desesperado.

Recuerdo la amistad de una niña
la más preciada de mi vida,
que en secundaria conocía
y jamás olvidaría.

Prosigo con aquél amigo
que con su consejo divino,
frecuentemente a ayudarme vino
y aunque no siempre combino
su pensar con el mio,
un lugar de mi raciocinio
tiempo acá ha tenido.

Ahora remembraría la otra amiga
que mucho de mi pensar atraía,
mi angustia inducía,
a la que todo perdonaría
y jamás comprendería.

De amor y amistad este poema trata,
de amor y amistad el corazón se maltrata,
de amor y amistad mi cuerpo se ata,
de amor y amistad la vida me mata.

martes, enero 30, 2007

Masoquista

Soy un masoquista loco
y eso es poco,
ya que veo una foto
tuya y del otro,
juntando pena,
para poder escribir
mi último poema.

¿Por qué me gusta hacerme sufrir?
Lo hago para percibir
si puedo cumplir
el reto de prescindir
un día de ti.

Que fácil sería,
si tu corazón fuera sincero,
y por lo menos me diría:
--Te quiero
pero no deseo
dejarte perplejo,
cuando te entero
que solo te veo
la cara de pendejo.--

Pobre masoquista,
que revisa
una revista,
buscando la arista
de su cara deformada
debido a la golpiza propinada
por él mismo el sadista,
por que no encontraba
en su vista
tu risa,
que tenía extraviada
de su mirada
el triste extremista.

Ahora se alista
el mediocre idealista,
que todo el día se despista,
recreando su régimen fascista,
que parece extraído
de una novela utopista,
de esas donde esta atraído
el lascivo protagonista
de una chica que se cree lista.

martes, enero 09, 2007

Olvido, mi mayor enemigo

Como dar lugar al olvido,
si con tu solo nombre
me domino,
como te voy a olvidar,
si eres lo único que me viene a alegrar.

¿Por qué no puedo olvidarte?
¿Por qué no puedo dejarte?
¿Por qué corazón
no puedo liberarte?
Justo cuando empiezo
a de mi mente borrarte,
veo algo
que me hace recordarte,
quizá es la bondad
que nadie puede quitarte,
quizá tu virtud
que no puedo negarte.

Razón mía
si tan solo pudieras escaparte,
de esta especie de trance,
que no deja apartarte.

Huir para buscar posada,
en otra parte,
lejos de esa mirada,
que no deja de tentarte,
y lentamente
comienza a opacarte.

Creer que sería fácil
dejar de amarte,
es tan falso como decir
que esto es arte.

Si en alguna otra vida,
desencadenarme conseguiría,
que caso tendría,
seguir con la tontería,
de escribir esta poesía,
que de nada serviría,
pues su propósito no cumpliría,
el cual completado solo sería,
el momento en que a tu corazón llegaría.

El día en que por fin te olvidaré,
será el último en que escribiré,
por que sin musa quedaré,
solo a mi mercé.