viernes, octubre 13, 2006

La verdad oculta

Por fin te voy a contar mi verdad,
es algo que durante mucho traté ocultar,
ignoro como vas a reaccionar,
sin embargo voy a empezar.

El primero de agosto del año pasado,
dejaste a un joven impresionado,
apantallado había quedado,
por verte a ti,
por ver lo que siempre había soñado.

Pero el cometió un error que jamas se ha perdonado,
de ti y de su amor le ha contado,
a alguien que no hubiese esperado,
que lo hubiera traicionado.

Se que jamas hubieses imaginado,
que al que le había relatado
es tu actual amado.

Tu enamorado lo había apuñalado,
mientras estaba descuidado,
el le prometió al joven que no interferiría,
le juro que solo eras su amiga,
y que para nada más te quería.

Sin pensar ni un día,
tu amor realizo su movida,
ahora a ti te tenía,
eso era algo que el ni siquiera suponía,
pero de lo que después se enteraría,
por la palabra de una amiga.

Su corazón dejaste desquebrajado,
al ver que en el supermercado,
de la mano te había tomado,
y tu te habías dejado.

Debido a que estaba dolido,
a pie a la escuela se había dirigido,
pero cual su sorpresa había sido,
que en una banca del parque estaba el contigo.

Ahora el del amor estaba decepcionado,
pues de ti estaba desilusionado,
pero te hacía creer que estaba enojado,
aunque lo ultimo que hubiese divisado,
es que te hubiese importado,
y una carta le hayas entregado,
donde le decías que tu amistad siempre le has brindado.

Desgraciadamente
él una salida fácil había ideado,
quedar prendado
de quien hace tiempo atrás
se había liberado.

Como bien sabes,
con ella nunca nada se pudo dar,
creo que hay que recalcar,
que mas bien él la usaba para olvidar,
olvidar lo sucedido,
olvidar el amar,
olvidar lo que por ti había sentido,
y siempre trató negar.

Ahora que la verdad haz conocido,
te pido que no dejes de considerarme tu amigo,
ya que esta
mi historia ha sido,
y que no condenes esta carta
al ignoro ni al olvido.

domingo, octubre 01, 2006

Carta de amor

Por fin me he decidido,
a dar por concluido,
este acto sin sentido,
de hacerte creer
que solo quiero ser tu amigo.

Esto no quiere decir
que tu amistad no he apreciado,
solo quiere decir que desde que te vi
me has tenido enamorado.

Recuerdo que intenté,
otro amor tener,
pero no te voy a mentir,
no dejé de pensar un segundo en ti,
desde el momento en que te conocí.

Sé que con esta carta nada conseguiré,
jamas te enamoraré,
pero si te puedo dar a conocer,
lo que siempre sintió por ti mi ser.