jueves, noviembre 03, 2016

Todxs

Traigo atorada la intimidad emocional, el amor
esas cosas que ya no te digo por miedo a la inseguridad,
a que agarres la fibra más delgada de lo dicho
y arranque el discurso de la propiedad de pareja
del estar antepuesto al ser
de absorber sin involucrarse
y de la exclusividad genital
que no se vuelve cercana ni íntima.

Me gusta imaginar que ya conociste todo el mundo
y del mundo todos los cuerpos,
y de todos los cuerpos todo el movimiento,
todas sus posiciones, olores
y moretones azucarados, dulces
o caricias ácidas
todo el líquido cefalorraquídeo,
la linfa, humor vítreo, cera, sangre, y demás.

Me gusta imaginar que de todos los cuerpos ya
conociste todas las mentes
y de las mentes todo el recuerdo
y de todo el recuerdo cada imagen tuya
cada ruido tuyo, sea o no palabra
sea o no vocal,
que ya conociste cada idea contraria o afín a ti,
y de todas las ideas cada aprendizaje.

Me gusta imaginar que de todos los cuerpos
ya conociste todos los orgasmos
y que no los confundiste
con todas las eyaculaciones femeninas, masculinas o lo que sea.

Me gusta imaginarte esos recorridos exhaustivos,
imaginarte que me imaginas de preguntas no respuestas,
de acompañamientos que no son escolta ni accesorio
de emoción que es compartición y no depósito,
me gusta imaginar que con todo eso que conociste
mi oferta es otra.

martes, septiembre 06, 2016

Fotos para otros

No me importa cómo te recuerda mi vista
ni la cámara o la luz,
sí cómo te ve mi memoria.

Creí que hablando nos podíamos entender
que las letras no volverían
que discutir sobre nuestros muros los disolvería,
en la sustancia como lubricante innecesario
en derogar nuestros preconceptos acortando los años
que el pulso ya no me iba a temblar
que me iba a importar la legibilidad del trazo,
que no iba a tachar tanto,
creí en tu felicidad
en perder este tono de muerte
y el lugar común del miedo.

Que entenderías qué chingados quiero de ti,
que entenderías que no sé,
no te conformes con esta realidad
no dejes que yo diga de qué te debes dejar
o con qué te tienes que conformar.

No me dejes que sienta,
y si siento no me dejes que escriba,
si escribo no dejes que salga del margen,
si salgo no dejes que exprese,
si expreso no dejes que me entiendan
si me entienden no dejes que me libere
si me libero no dejes que me agote
si me agoto no dejes que lo deje todo.

Lugares comunes 7

La embriaguez,
las aspas del abanico de techo,
las del abanico de pedestal,
sentir un orgasmo ante la acción más cotidiana,
eyacular al tocar una nota muy alta,
al tocar la tecla o tus tetas,
eyacular,
culear,
-ar.

El vino,
el vino amargo, dulce, ácido, picoso, insípido,
caliente, frío, indistinguible,
la música rock mientras se escribe,
el metal, la música, el silencio y reposo.

Mi cuarto, mi casa,
colonia, ciudad,
placa tectónica, continente,
mi planeta, rotación, día,
órbita y año,
mi plano interplanetario,
mi galaxia, vértice en teleraña cósmica,
mi cuerpo y su materia que cada tres meses sustituyo,
expresiones volátiles,
la falta de inspiración,
improvisación,
experimentación,
el toser de la gente circundante,
escribir amaneciendo
y ganas de dormir.

jueves, septiembre 01, 2016

imagen

imagen de prueba para opengraph...

sábado, agosto 27, 2016

Lugares comunes 5

El Sol, las estrellas,
la muerte, la vida,
ropa secándose al sol en días nublados,
dedos índices atorándose en cualquier hoyo,
el mar, la tierra,
no dormir por estar armando un texto,
el fuego, el aire.

Hojas de árboles cayendo,
estarse haciendo un chingo de preguntas
en tono desesperado
(más si se le dice de vida o muerte),
exaltarse con cualquier afirmación pendeja.

Hexaedros de hielo derritiéndose sobre tus nalgas,
luz que no da sombra,
sombras que no son proyectadas por objetos,
agua que no moja,
aire que asfixia,
vergas que no se paran,
vergas que nos separan.

Silencio musical,
poema, estrofa, verso,
palabra, sílaba, letra, trazo, vacío,
decir que se escribe justo lo que se está pensando,
escribir,
la repetición,
agotarse, entristecerse,
labios que no maman,
comerse el cabello del otro como símbolo de amor,
ser infiel, ser fiel, ser,
hacer búsqueda binaria sobre las emociones,
confiar en el otro, no confiar,
evitar el infinitivo, promoverlo,
la repetición,
buscar ideas nuevas,
escritura con pluma fuente,
las matemáticas,
el feminismo, la heteronormatividad, el patriarcado,
el machismo,
cuartos más pequeños que un ataúd,
partes del átomo,
tus tetas y la repetición,
todas las partes del cuerpo
incluido el polvo de estrellas
la repetición, la repe, la, .

Tú, yo.

Secando ropa

Hablar desde la supresión,
desde lo torpe que fue iniciar esto,
el texto, en el fondo de la hoja y en borde
también esto
de decirle no a lo que uno piensa
por agrados ajenos
aunque sean de mentes queridas
para evitar conflicto,
si confrontar ideas, voces y letras lo necesita:
¡que se venga todo el pinche conflicto
que aguante nuestra existencia!
¡que nuestras ideas redondas, perfectas por reproducidas,
se desbaraten, agrieten, destruyan!
¡y de los restos salgan pedazos
volando como garabatos
y con tentáculos cuyas fibras
se extiendan a otras ciencias, otros tiempos
lentos y rápidos
alcancen más conceptos, más mentes, más cuerpos!
y que por más cuerpos no entiendas sólo más sexo.

jueves, diciembre 17, 2015

Puntitos

Odio tu línea sin extremos,
tus balances simétricos,
tu continuidad repetida,
odio seguir viéndote
y que no cambies, predecirte
adivinar tu velocidad o tu ritmo.

Odio tu compás, ¡máquina!
¡y que mi mano nunca suelta
te pudo dibujar perfecto!
desviado por algún latido, inhalo
o un dedo doblado
¡siempre quedaste pésimo!
¡porque se te olvidó
que eras sólo elipse apachurrada!
¡o hipérbole invertida!
¡y andabas por ahí creyéndote absoluto!

Odio tu principio,
tu falta de insinuación,
resolverte por autómata o agotamiento,
sentir que ya te he visto
nomás que en otra escala,
también odio tu fin.

Te odio círculo por redondo,
por creerte astro,
por creerte átomo,
por creerte puro, infinito, dios,
pero más te odio
porque le agradas...

lunes, junio 24, 2013

16

Decía frases como «con toda sinceridad»,
reafirmé lo más evidente, con cara de asombro ridícula,
apelé por la caballerosidad, la cortesía.

Decía estar preparado para el rechazo
aunque lo provocara,
decía ser «liberado».

Negué ortografías,
renegué de mí mismo.

Usé analogías de cuadernillo de auto ayuda,
creyéndolas grandotas,
abusé del refrán,
rimé en infinitivos.

Creí tener la razón.

Vi con vendas de verso,
oculté tu cuerpo desnudo.

Amé sin acercarme,
rechazante,
confundí andar con nadar.

Le pedí a las morritas paletas que
no le hablaran a sus ex novios,
carcajearon en silencio.

Exigí sin dar nada a cambio.

Los 16.

Misión

Como citadino ridículo
muchas veces he pensado
en esos momentos desesperados
en que la gente, a esas horas
se comía con los claxons
arrojándose miradas
de navaja afilada
deslizada / en cuello / vecino.

Desprecié, como desprecio,
al entrometido del lugar penúltimo,
a la señora del auto incendiario
que no sabía que usaban aceite
o el cleptómano que se cree invisible aguja.

Abrí los ojos, y nos vi,
ahí a todos armados
con automáticas
con manuales
con cartuchos cargados
con mirillas láser
y seguros liberados.

Nos vi todos de noche fría
asustados, sin salida
con el dedo en el gatillo
en terreno enemigo
los ojos vendados
atrincherados
las cabezas hundidas
en recuerdos de mañana
dividos en bandos del individuo
con comando del tiempo inmutable
que no supo / su corriente.

Guerra.

jueves, junio 06, 2013

Simulacros de identidad

Me di cuenta que la voz
que resonaba en mi cabeza
no era la mía, ni la suya,
que los ojos con que me veía al espejo
eran los tuyos,
que mi rostro no era como yo decía
sino como nadie insistió.

De las veces que me pinté
solitario pintándome
con pinceles sin tinta
entre lienzos de palabra
que escondí entre líneas.

Si hasta las palomas
me ignoraron transparente
cuando chocaron instantáneas
contra el cristal de mi existencia.

Diluyeron mi eco
con sus gritos imperantes
de piedra ovalada
que nunca supieron / de rebotes.

Reinterpreto mis recuerdos
que codifiqué
en una lengua que no es mía
y los siento tan ajenos,
como inyectados.

Me mostraste mis identificaciones
todas con nombres que me pusieron,
que nunca acepté
fotografías de un yo muy otro
con huellas dactilares de piel que ya mudé
impresiones de iris ya quemadas,
termografías de cuerpos inertes,
muestras de ADN / mutado.

Si intentaste definirte autoreferente,
de sistema cerrado
¿por qué quisiste describirme
con sistema agotado?

Fundidora

Entre bicichairos y bicichoppers
compré unas palomitas
para ver a las lesbianas,
que entre chicharras
se revolcaban / en prados / agotados.

Busqué espacio lejos de los mercaditos
de macetas hechas con latas de coca-cola,
de agua de manantial deshidratada,
de explotadores pintados de verde
y regios que se cubren el sol, según,
con paraguas.

Lejos de novias en vestidos converse,
y lentes de cámaras profesionales
que se extienden hasta el culo,
o morritas paleta que buscan iluminación de estudio
en los calzones.

Pero me apendejé
y aquí llegué.

jueves, abril 04, 2013

Ahora

Mis brazos me lloran,
mis ojos retumban,
mis oídos están ciegos,
mis dedos ya no me crecen,
mi cabello tiembla.

Me pongo lentes en la boca,
para que enfoquen mejor mis labios,
uso férulas en los ojos
cuando los lastimo.

Perfumo mis oídos,
peino el gusto, la lengua,
visto mi nariz
con holgadas ropas,
sentía crecer vello
en mis uñas.

Ponías condones en mis ojos,
insistente, pues te aterraba el embarazo,
te gustaba lamerme y manosearme los párpados,
a veces veía como se te pegaba un vello de mi pupila.

Te sentabas sobre tus mejillas,
maldecías con el ano,
inhalabas, con los cabellos.

Mascábamos con las uñas,
que a diario cepillábamos y a veces pintabas de blanco,
comíamos con las manos.

Te gustaba que te agarrara fuerte por los tendones,
me lo decías nerviosa,
que te relamiera la linfa,
que te arañara los huesos,
pero eso sí,
que no te desparramara la médula...

domingo, diciembre 09, 2012

Helado de chocolate

Me da risa
que me apene escribir por estos medios
que parece que escribiera en directo
de volado, o al oído.

Me encabrona
que te caiga bien Rocha
con sus acentos fingidos
y entre respiraciones
que se le acaban lentamente
hasta en las estrofas más cortas.

Pero me molesta el tono de ira
que le voy dando a este texto
que no es intención suya
o cómo empiezo cada estrofa con mayúscula
que no se ocupa.

Mi intención no era ésa
de empezarle un texto así
tan airado
así que borro y empiezo
cámbiole de tono a éste
gírolo y comienzo a darle
la entonación ésa
de alegría / que aplazo.

Podría escribir durante horas
lo mucho que no he dicho
y todo eso
que no se dirá
pero me canso de escribir
me duelen los brazos
las manos, los dedos, la cabeza, los hombros
no sé si es la pesadez de esta silla
la de mi cuerpo,
la de mi conciencia arrepentida
o la de prudencia vacía...
pero sólo dilato
discurro
y entre tanto discurso
nada digo
no consigo cambiarle la dirección a esto
aunque me esfuerzo...
y tu silencio no hace
sino prolongar más esta agonía...
y sigues sin responder / callas
esperas de esa manera que tanto me aterra
ya no se te ve ni un mensaje
de que tengas la intención más minúscula
de comunicarte,

Sigues callada, sigues inmóvil...

De repente respondes
emites respuestas como ariete
contra mis neblinas más densas
me retracto al ver
la simbología de tus caras largas, tristes, pesadas
que no busco
me culpo, como siempre, me culpo,
y abusante de la reiteración, reitero...

Entiende que no quiero expresiones generadoras de tristeza,
aunque sean las únicas que me salen
quizá es una cuestión del nervio
o de la incerteza
desa inseguridad a la que estoy acostumbrado...

La tristeza
de que lo único dulce que queda en nuestra conversación
es lo helado del chocolate que estás comiendo...
entonces infructuosamente intenté convertirme en uno
imaginé sumergiéndome en chocolate derretido
del más amargo
para que cuando le mordieras y sobrepasaras
esa cubierta áspera y rechazante
encontraras el centro dulce de mi carne...

También intenté convertirme en masa de helado frío
pero era alérgico a ésas sales marinas que se le ocupan
o a ser revuelto como amorfo...

También intenté, en definitiva, arrojarme desnudo
que yo ahí
tengo todo el color moreno que se ocupa
en la sangre...
todo eso en el intento de
como aquel chocolate
llegar a tocar la más ínfima fibra de tus labios
o quizá embarrarme en tu rostro
enredarme en tu cabello
manchar tus ropas
o verterme por el suelo...

Pero
¿y si mi disfraz se vuelve tan perfecto
que no sabes que me estás comiendo...?

viernes, diciembre 07, 2012

Cronograma

No quiero esos besos de protocolario,
ni esas caricias de alunizaje,
que nos toquemos con los rostros vendados
o esos sudores de guante esterilizado.

No quiero sonrisas de abogado
quiero que pierdas tu ojo clínico,
y te rindas en tu exploración de cirujano.

Que ya no tengamos cubrebocas mal amarrados,
que nos enredemos el cabello revuelto
sin tus cofias, por todos lados,
resistamos esa invasión de culos rasurados,
de poses esquematizadas
en una danza que no avanza,
que ya sólo sigue, no propone.

No me dejes que te relate como suceso aislado,
no te llenes de formas, no te delimites,
no me dejes que te anteceda con un discurso,
no permitas ser descriptible,
que yo no te guíe, que nadie te guíe
pues tú eres camino,
no te alumbres y piérdeme contigo,
pero que no te encuentre.

Cronograma segundo

Sucede rápido, sucede revuelta,
pero sucede,
sucede mágica, oscura y negra,
sucede sin verte sólo en el tiempo que transcurre entre un parpadeo.

Sucede en silencio, despacio,
sucede, pero no seas sucedida,
sucede sin acabarte,
sucede y no te dejes suceder por nada.

Sucede ruidosa,
desordenada, desafiante, belicosa,
sucede en tu cadera,
tus clamores, súplicas, órdenes,
en sudores.

Sucede entre mordidas,
o en sangre vertida, confusa,
en la calle,
a escondidas,
frente a aquél,
frente a los otros, frente a todos,
donde nos vean,
en el piso, entre arbustos,
donde quieras y donde odies.

Sucede derramada o vaciada,
enre lumbre o cascadas,
en piedras o entre algodones,
dentro de ti o tan afuera.

Sucede decidida,
o dudosa,
pensando o sintiendo,
unívoca, dualizada o en triadas,
sucede empezando, sucediendo o terminando.

Cronograma tercero

Sin ver el reloj,
sé que no es hora
cuando estoy así, contigo,
sin lentes, no soy yo, no miro,
y están mis pulmones perdidos,
¿que no sientes?,
si no llenan la vida
que arrancas.

Si son manecillas
sólo alcanzo a ver una,
no distingo cuál es,
si son digitales
sólo veo un cuadro que no sé si es un nueve o un seis.

Hace años instantes,
compartimos saliva,
mojamos los labios del mismo vaso
que se escurría,
y de jugos viscosos de azúcar
pegados nos tenía.

Ahora quedamos
como terremoto cansado,
como epidemia confundida,
como bosque erosionado,
como glaciar en verano,
o alcohol evaporado.

Quedamos como empezamos,
desconocidos, vencidos
con los párpados caídos,
con los ojos cerrados.

lunes, diciembre 03, 2012

Luego te digo

Juegas a que no me crees,
pues no me crees,
juego a que te escribo
versos de enredadera que no te alcanzan,
te haces de repente la muy solicitada
de solicitudes que no te llenan, ni convencen.

Juegas a que eres tan seria,
a que no juegas,
juego a que me engañas
a que me atrapas.

Entre tus señas que haces inconsciente,
se te ven los deseos que niegas entre gritos
pero insistente persistes en tu farsa.

Y tu miedo, que juego a que no veo,
se te escapa entre los celos,
y miradas, que se te vuelan.

Después de tanta insistencia mía,
que para ti es muy poca,
comienza a dolerme la cabeza,
ya no rimo, y sólo me canso,
y ya no te digo,
eso callado, que como quiera te niegas,
a comunicarte,
y reconoces, no sabes, o dices,
que no es intencional,
pues ni tus rechazos
son personalizados...

Texto segundo a la eme

Me siento,
culpo a esa silla,
a la mesa
en donde espacio
no te reservé,
despejo un lugar
y espero, como siempre, espero...

Tú responsabilizas al día, a las otras, a mí,
¿qué culpa tiene el sol y el clima
de que los escogí para decirte aquello así?
O si hubieras preferido
un otro con condiciones más adecuadas,
¿pero con menos sentido?

Me da risa que me dé tanto miedo oír pasos,
me pongo tan nervioso,
me aterra voltear y ver el origen,
y me doy cuenta
de esa necesidad humana de identificar el espacio,
de ponerle nombre,
de lo desconocido...

Y realizo que aún falta otra media hora...

domingo, noviembre 11, 2012

Emes

Que tus dolores son tan ciertos,
que si sangras sí es sangre,
y de tus problemas y complicaciones
no sé si me atraen, me alejan, me aburren o me interesan.

Que hace mucho no veía a un muro así como el tuyo,
que eres ladrillos de no sé qué,
puro misterio,
o si te pido que me toques
pero de modo menos clínico,
si te digo que eres alcohol
que se vierte sobre heridas invisibles,
que no sabía que tenía.

Que sólo dejas romperte brazos, piernas, cuello, espalda...
pero para todo lo demás te aíslas,
que de dolor sólo el físico te permites.

Que si soy cobarde pues no entiendo
lo de tu cuerpo tan entendido,
o si digo tu nombre con cinco o seis emes,
o mejor aún,
con una sola gesticulación infinita de boca cerrada,
porque tu nombre se pronuncia sin aire,
o si escrito nunca alcanza la tinta.

Desa falta de confianza que ni ésa me dejas que sea exclusiva,
y alegas, que te alejas, despersonalizada.

Si me retrocedes, en tus fallas comunicativas,
y me remites al fetiche del misterio,
si me emociona
que eres más preguntas que respuestas,
e inútil creía ya haberlo superado
dejado de carcomerme en tus silencios
en tus miradas desviadas,
de que te me pongas enfrente en las mesas
no sé si para verme mejor
o a manera de alejo
de escribirte tanto aunque me duele la mano,
de tus excusas y razones,
todo a medias
con más dudas que tu mudez, reticente,
de si pones esa cara de que no me crees ni un fonema de lo que te digo,
o peor aún, de todas esas caras que haces y no sé ni qué significan,
de interrumpirte en tu soledad
tan cotidianizada, hogareña, abrigada,
que es tu apodo que nunca te pusieron
pero lo haces tan tuyo,
de cómo desconocerás este texto
que está escrito sólo con tu nombre
y su tónica, muda...

Legitimada

Si está en un desfile de modas,
eso debe ser la moda,
sale en una pasarela,
entonces es bonita...

Y veía sólo con la mirada asqueada,
esos tacones con los que ni estos
maniquíes podían caminar;
entre instrumentos musicales caros
que nadie toca.

Y si aplauden,
entonces,
debe haberse terminado.

jueves, octubre 18, 2012

Bostezos

Dejándole al cuerpo sus sonidos,
abriendo la boca así nomás abierta,
inhalándole, despejando la garganta,
desaprendiéndote, el lenguaje.

Hablando con un brazo,
con la espalda,
con el estómago,
con tu muerte, con la mía
y con la nuestra.

Diciendo sin palabras,
que es la única en que nos entendemos,
diciendo con nuestros sonidos
sin lengua, sin sus signos.

Comunicando entre somníferos,
casi sin moverse,
conectándote contigo mismo
sin intelectualizarte
en el piso.

Pasos

Y nadie me preguntaba qué hacía ahí,
y cualquier paso tras de mí confundíalo
con el tuyo,
el suspenso sólo crecía;
agrandándose como tu sonrisa
y pesado como tus silencios.

Entre figuras que vaivenaban en mi espalda
me carcomían los deseos de voltear,
pero el miedo a no hallarte...

Difusión

Llegó la de ballet que tiene el pelo recogido,
acafereado;
y los labios asomaban el rojo suyo,
mientras los de latinos movíanse,
y los del ensamble
que no me aceptaron,
cantaban y cantaban
entre palmadas.

El abanico de techo
creaba los torbellinos,
creaba el viento,
y callándose éste
detenía el tiempo
pues ya no había movimiento.

Como sentado esperando
a alguien que no te espera a ti,
sin esperar,
y la danza viajaba contigo
porque la danza y música que son una,
son tú.

Cuadros

El verde de las hojas
entintaba lo gris del cielo,
pero en su inmovilidad
la pintura se detenía y yo me desdibujaba.

El viento no existía
porque el aire no lo pinceleaba,
y el cuadro en lienzos sin amarillo
coloreose sólo de tonos fríos.

Esta pintura se desvanecía
cuando el calor de este café
me movía y transportaba.

domingo, agosto 26, 2012

Días

No entiendo tus atenciones,
te veo y me pregunto qué hacía
hace seis años, dónde estaba,
qué pensaba,
te miento cuando digo que adivino
en el abismo de tu cabello,
o que hallo respuestas en la limpieza de tu cara,
omito también cuando digo que solo me intimidan tus rojos ausentes de sangre.

Vacilo cuando preguntas por qué estoy tan seguro
de lo tuyo,
divago completamente con solicitudes virtuales de cualquier apremio.

No aludas a las experiencias,
que aunque se supone debería de aprender,
pareciera que todo volviera a empezársete desde cero,
y volvieras a sentir como no sentido.

Tolérame de reservas y analogías,
aunque sea con desprecio,
sopórtale a letras éstas
aunque no se lean
con el alegre tono que me encantaría,
que aunque intente, no expreso.

Pienso en aquel tiempo,
me pregunto si he cambiado, cosa que niego,
e ideo si teniendo aquellos días que tú tienes
con interés seguirías pareciendo,
si me independizas de mi cuerpo.

Insisto en que me pierdo en el paisaje de tu rostro,
donde torpe busco respuestas
cuando debería relajarme y contemplarte,
y repito, que entre tanta abundancia,
me pierdo.

Azul

Si me dan una trompeta para que toque himnos de guerra,
y me dejan alzar la voz sólo en esos sonidos,
o me dejan correr sólo para atraparte,
o descansar sólo en el sigilo.

Si de lágrimas sólo conozco las tuyas,
y en picantes no más que el que te rocío,
o de rojo sólo sé tu sangre que derramo
y de violencia no sé más que la que te propino.

Si mato a mi familia todos los días al ponerme el uniforme,
y me cambio la voz, me cambio el pecho,
enderezo el cuerpo.

Si sobrevivo sólo gracias a tu aniquilo...

viernes, junio 01, 2012

Aire

Olvido como respirar, lo aprendo,
contemplo mi inhalación entre espejos
y rompiendo mis costillas para gritarte,
se me acaba el aire hasta en los versos más cortos,
no comprendo.

Me niegan mis versos en las galerías,
y mis pinturas en las editoriales.

Ya no cuento los días desde aquel instante incrédulo,
no te veo,
entre manchas de tinta mis pulmones de ti se llenan, y vacían.

No hago sino dejar de pensar,
durmiendo cansado sin tu recuerdo,
que entre aros de humo negro,
te desecha.

Porque no quiero entonarte con aire de desecho,
sino entonarte aspirando,
sin fingirme voces graves a la altura
de tus versos más duros,
que, aunque no alcance,
con mis agudos naturales secretos
vocalizarte susurrante las sílabas más complejas
por tuyas.

Tantas te llevas que sin palabras me dejas.

domingo, febrero 26, 2012

Cerradas barreras nuestras

¿Por qué los poetas le escriben tanto a las puertas?
¿será que no las conocieron?,
¿o que nunca se las enseñaron?
¿por qué no vienes tú y me las presentas?

Algunas ahí están grandes son de metal
y hasta tienen ventanas,
ésas dan afuera,
otras con dibujos de mujeres
y otras más blancas,
pero todas aparentan hacer gala de su buen aislamiento sonoro.

Entonces una desconocida figura llega
a esta puerta de entrada,
tal blanco fantasma te acaricia la mejilla en su contacto en un beso,
y así tan rápido como llega
se desaparece a un no sé dónde,
no sin antes hipnotizar con la mirada
y desvanecer sus manos en tu cuerpo
como si te llevara la vida,
y empezando esta danza se cierran los telones,
y se apagan las luces,
y los sentidos afinan sus cuerdas
y se desatan las mentes tan bien amarradas,
y los poetas, tan teóricos,
contemplan boquiabiertos como les succiona la vida
la noche que es ella.

Esta noche envuelta en un largo y hermoso vestido de ella misma
no puede sino atraparte en sus hilos destramados.

La noche que es muerte seduce,
lía, destruye e incinera,
la noche te llena de problemas
muy inmaduros, muy de adultos
también anuncia tu muerte en señas
pues su lengua no existe
fue cortada, por no sé cuál condena.

Benditas las puertas cerradas que te encierran.

viernes, enero 13, 2012

Teclados

Me duelen las manos,
ya no encuentro salida,
esto ya no convida,
pulgares agotantes,
tendones lacerantes,
postergaciones urgentes,
pruebas sin sentidos,
entornos descentrados,
ratones olvidados,
meniques insistentes,
muñecas llorantes,
sillas desgastantes,
escritorios volantes,
ángulos inalcanzables,
espaldas inderezables,
articulaciones tronantes,
trabajos descuidándose,
teclados lujuriosos,
redacciones aplazantes,
transcripciones durmiéndose,
códigos inconcretables,
descansos imprescindibles
reflejándose en versos dolientes.

Qué infame.

lunes, diciembre 05, 2011

Si se pudiera

De la inspiración que se termina
tan pronto tomo la pluma,
de lo lento de la mano que tartamudea lo de la cabeza
entre garabatos indescriptibles.

De las correcciones que no guardo,
del refugio del abismo del tintero negro que remojo.

De las estrofas largas y
de la artritis en mis dedos ancianos
que se cansan del grosor de tus ropas sobreusadas.

De la publicidad infame de lo que te escribo
en el agotamiento de las letras sin mensaje.

De los pensamientos éstos
que quieren ser recuerdos, tan zafados,
de locos.

De decirte lo que quiero
y en ignoros traidores, los niegues
y me los achaques,
como si tuviera la culpa de lo tuyo
y no entiendes.

De las palabras se cansan mi boca,
mis oídos, mis dedos, mis ojos,
mis brazos, piernas y demás miembros,
que ya ni abrazas en cumpleaños,
que ya no acercas ni en desatinos;
también del olor hermoso de tu pelo
que tanto odio cuando en búsqueda de tu lengua encasillada
en el disparo de mi rostro dirigido al tuyo
desvías a tu nuca.

De las cronologías de tus momentos,
militarizados, enfilados, sentenciados,
con muerte en el rostro, agotados.

De cada verso que desde hace años es el último
y no termina de describirte nada.

De tan larga prosa que diluye el lamento dilatando
tus atenciones,
de fingir mi rostro frente al tuyo por el confuso
puñetazo arrebatado que sin aire me deja.

De la sonrisa que sólo llega al ahogarse
un grito agónico de tan peculiar cara mía.

De cuidarme, de no dejar vulnerarme
por tan sádica monarquía que es la tuya,
desa falta de confianza cotidianizada con los años
que se mueven despacio, con cuidado,
que te conocen.

Del machismo taladrado en el cerebelo tuyo
que con tanto asco ve la tormenta en mis ojos.

De concentrarme tanto, distraerme y arrepentirme
entre fantasías anónimas
de caballerosidad faltante.

De todo esto estoy harto, lo odio, me canso.

De la realidad irreflexiva
que alberga la eterna derrota que te adjudico,
del delirio que me justificarás,
de lejanías, de pesadillas, burlas.

No creas tampoco que no propongo,
que no deseo mejoras, que sólo me quejo,
que ya no preciso,
sugiero, entonces, un reencuentro,
arrepentimiento mutuo, y contento,
todo esto entre algodones azucarados
en una primavera olvidada de nubes soleadas,
de caricias de soles positivas.

En mi delirio propongo, no, le ordeno,
a esta mesa que nos divide, que haga ruido,
¡que estalle!, le exijo, también,
a las tramas que se deshilachen, de nuestras ropas,
obligo, además, al abismo de estas calles que nos separan,
que bien podrían ser mares,
que tomándose por los extremos se contraigan
abriéndose el camino más bíblico entre nuestras aguas;
y así, dominado el espacio, en mi último comando
el tiempo en un guiño sonreiría cómplice al haber
dilatado el instante en que tu pupila
comenzaba a abrírseme,
y los lacerantes clamores espasmódicos
comenzaban a crecer al alzar
de tu diafragma, que no podía con situación tan inesperada,
y tus manos, ahora garras, se aferraban en el torbellino
del único pedazo que quedaba del mundo,
el de tu verdugo,
que te habría ejecutado
con la orden de conseguir
esa expresión nerviosa,
de confusión, de liberación,
de perdición,
que supone, sin moverse, el irse,
de tu expresión dichosa.

Si se pudiera.

lunes, noviembre 28, 2011

El consejo del cromo

El psicólogo del cromo sordo recetándole
azotes a su reflejo mientras éste
contándole en señas sus delirios
de enmudecimiento se queda.

Dícele que se pierda la risa
que se calle las letras
que desnuble su torrente acidificado.

Sugiérele que se espante
dese la vuelta de cabeza,
beba agua hasta ahogarse,
pero con destreza.

Consejo del cromo procura
en aguas empapadas de versos inciertos,
de dichas no pasadas,
de cantores sin ritmo,
de ruidos sin sonido
que se rebota en el abismo,
de destruido con impotencia.

Cromo se derrite, se ahueca,
se absorbe a sí,
se compacta y viaja a la nada
que no encuentra en su metal estrecheza
y no entiende sin rotar en sí mismo.

En su aviso se consigue donde encajarse,
donde perderse,
verterse y vaciarse,
que es lo que más desea,
para encontrarse a sí
filtrado en los poros de manos diminutas
que escurren de bocas
profanas que se atragantan
al comerse a ellas mismas.

Todo esto en la contracción de un diafragma
detenido por la crítica concentrada
que no permite ni un quejido aislado
de satisfacción frenada.

Cromo ya no vino.

viernes, noviembre 25, 2011

Gato del cascabel

Voltea y mueve él,
atado collar le tienen,
se lo ve y oye se,
y no lo viene a morder.

Ése pende de él,
véntelo a saber;
aniquilado su sigilo quedó
en la noche que él, su cazador,
no presa, encontró;
y se lo oye no se lo quita
y no dispone;
de la ira que no verá
de la que no podrá con él
de la que le hizo maullar
hasta ya no poder.

Y se lo llegan con el gatillo,
aún sin algún sigilo y con éste,
el holgazán, el que no viene a saber,
con él viene el aerosol
áspero a más no poder,
seguido le presiona
para desaparecerle
aquella plaga que viene
a desconocer y suena:
ssh, ssh, ssh, ssh,
ssh, ssh, ssh, ssh.
Pero sigue ahí, pero no se va
¡pues lo vienen a fotografiar!

Protesticida sol del aire en la pimienta
no vínole a encontrar
el ruido crujido del sonar del gatillo,
que con lágrimas condimentadas no pudo
digerir de los cuerpos atrofiados,
inmovilizados sobre la acera quedados,
de espacios ocupados sin libertades vendidas.

Crujíase el concreto parecía que este adoraba,
tan elevados encomiendos de mantener esos cuerpos,
aferrados al suelo.

Gato del cascabel escribía y les lloraba en una tierra
tan profanada, también maldecía,
en lengua de gatos, el mundo en que aquél se había convertido;
que en lengua de este gato se hacía maldecir arañando;
hasta que cascabel interrumpiolo diciendo que callara el ruido,
que sólo quería dormir, que no estuviera sonando.

Gato del cascabel corrió a comprarse una cámara.

[continuará...]



martes, noviembre 01, 2011

Eco

Enumero mis pendientes
entre los que no te encuentro,
y aún así se afecta todo el día
si no se gasta en la pérdida
del que supone arrojarle piedras a tu abismo
que sin respuesta
calla ante cualquier murmullo, violencia.

Te ofendo, abuso de ti,
absorbes mis problemas sin queja
inmutable en cada trazo al tuyo,
y adquieres y no corrompes,
y no dices nada, papel.

Ecos del lienzo en que se te escribe,
en que se te escriben lloriqueos,
en que sollozan lejanos,
aquellos que en la tardanza tuya se enfrían,
clamores de los más fríos alejos,
de los más deseos ningunos.

Pero trátame así,
como si cada despido fuera al borde del suicidio,
¿de que te arrepentirías por no haber dicho?

Ecos del precipicio tuyo.

martes, octubre 11, 2011

Traición

Que nos encuentren sin mochilas,
no como niños fugados, pintados;
que nos encuentren refugiados,
atrapados en nuestra telaraña de brazos.

Que nos encuentren perdidos y mudos
sin expresividad de los labios,
que nos encuentren prendidos
sin el llegar de un ocaso.

Y si tu boca profesa negando,
y negándose niega un abrazo,
y si tu ahogada voz olvido
por no conllevarte a mi regazo.

En tu disimulo de sonidos no entiendo,
lo de tu cuerpo tan expresado,
y en el desliz del momento
se queda anhelado.

Que rostro tuyo traiciona
cómplice de tus brazos,
permufes que exudan
alcahuetes de pasados agravios,
los tuyos.

Y si en la dislexia de tu lengua
guardas el silencio de tus besos,
que no calle tu boca
el sufrir de tus aprecios.

Anda que tú sabes,
que niegas con palabras
desertoras de tu deseo,
los más grandes apremios
devenires de tu boca.

Sin ser poca la culpa que te eximes,
si no divides,
si no delegas
al pasajero vagabundo
del vaivén de tu cadera.

martes, septiembre 13, 2011

Que se cuenta desde abajo y a la izquierda

... Que eran como tela, tela que se unía,
pero varias partes ensanchadas,
descubrían los brazos, el cuello,
algo más del cuerpo sino cubría el rostro.

Aún así varias piezas en la parte superior y
no encontraba su función,
blanco azul sin poder entender,
y por dentro relieve se asoma pero basta saber
que color le viene a sostener.

Y más de una pieza adentro se ve
y sigue de abajo, ahí ven
gris percudido, amarillo añejado,
pedazos roídos, cuán desgastado,
y muestra a su lado, tu triste rosado.

Y agachas y ensanchas,
no oída tu pompa,
encorbas y enseñas,
caritas de idiota grabadas
de negro en blanco en tal tela profunda
que apenas vislumbra.

Ya mas abajo de uñas pintadas y dedos delgados,
llenas tu zapato.

miércoles, mayo 11, 2011

No sé

No sé, no sé si al despertarme
me olvido del delirio, no sé,
si éste que trazo es el tuyo o
acaso el rostro mío, no sé,
ya no recuerdo sin ver.

Sin seguros ni arrepientos, sin ver,
ni estas letras que escribo, no sé,
si descubro o adivino, tal vez.

Sin valor, sin valentía se dice tu poesía,
que es verso mal tratado,
por no estar escuchado,
en tu tanta lejanía, que dice que no olvida,
aún harta distanciada tu risa de la mía,
que más bien absorbida por nuestra letarguía;
tal vez, ¿lo ves?, no sé.

Y las perturbaciones que marean, confunden, te llenan,
y me ves diciendo de corrido, sin leerme,
tanto grito sin encuentro,
y al encuentro del sonido fallecido
no logras entenderle.

Así que encadena, destaza, esgrime,
asa, amordaza, abrasa, punza,
corroe, mata e incinera dudas,
miedo, expectativas y dichos,
que ya no entiendes, olvida.

Que en un instante del vaivén, estoy,
en un instante del vaivén, me ves,
en un instante del vaivén, me voy,
cerrando conmigo las puertas oxidadas de lo definitivo.

miércoles, agosto 11, 2010

Entrevistas a mí mismo: Animalia

Sé que tarde o temprano alguno de ustedes me lo va a preguntar, y quiero poder tener la facilidad de dar respuesta rápida (probando el interés del solicitador) de simplemente referirlo a este documento; me tomé la tarea de resumir mi postura en ese aspecto. La siguiente es parte de la sesión de Entrevistas a mí mismo, cosa que se me acaba de ocurrir.

P: ¿Cree que los animales tienen derechos?
R: No lo sé, ni siquiera estoy seguro de si los hombres tengamos derechos.

P: ¿Qué opina de las corridas de toros?
R: En particular me opongo al asesinato de cualquier animal sólo con fines de espectáculo.

P: ¿Entonces está a favor de los derechos de los animales?
R: No estoy seguro en qué consistan ni si están definidos formalmente, y en particular estoy seguro de que no deberíamos de tener ningún impedimento para alimentarnos de ellos.

P: ¿Aprueba usted, en consecuencia, que se maten millones de animales al año sólo con fines alimenticios?
R: Así es, ¿qué se le va a hacer?, el ser humano mismo fue perdiendo sus terceros molares conforme su dieta fue haciéndose cada vez menos herbívora, y eso fue aún antes de que empezásemos a moralizar la alimentación, digo, lo podemos intentar, pero no se puede vivir de puro zacate, nuestras necesidades nutricionales no pueden ser satisfechas sólo herbívoramente, y no empecemos con lo de los suplementos.

P: Usted aprueba el asesinato de animales entonces, ¿bajo qué condiciones?.
R: Creo que a estas alturas de la civilización deberíamos de tener mataderos bastante eficientes, procurar muertes indolorolas al mínimo realizable, bastante rápidas y con menor (quizá) trauma para el producto. Recordemos, pues, que cuando algún animal se pone durito cuando lo matas la carne ya no queda blandita, así que más vale una muerte callada y silenciosa, digo, siempre me gusta hacer referencia a la muerte del pez globo (denme tiempo de buscarles la referencia) que cuando se muere «de un susto» libera veneno que mata al que se lo coma...

P: Eso es todo señor, muchas gracias.
R: Gracias a usted.

jueves, junio 10, 2010

Revisión

Desgraciadamente, no me pude aguantar, y estoy en medio de una revisión ortográfica a todo lo que he escrito; esta vez sí les pido disculpas, pero me va dando pena ver los errorzasos que ponía en estos arrebatos destructivos.

Saludos.

miércoles, junio 09, 2010

touch(1)

Sigo sin escribir nada, pero aquí vengo a darle el «toque de midas» levantador a este blog, para que vean que aún se escribe aquí, y que no lo he olvidado.

No sé cuándo vuelva a escribir y si lo vuelva a hacer, me ha llevado bastante tiempo recuperarme de la vez que aprendí ortografía y apenas voy dejándome de sentir tan amarrado sin dejarlo de estar...

Es muy difícil escribir con libertad cuando vas conociendo en las calles tantas palabras bonitas, las hay bajitas, güeritas, morenazas, altas; y te detienes más tiempo a pensar en cómo las tienes que escribir que en lo que querías decir, y se te van olvidando las cosas...

También es muy difícil escribir cuando le agarras el gusto a abusar de los verbos a los que les añades un pronombre: estate, cómete, vente, desvaneciéndose, etcétera. Puras cosas bonitas.

Pero trataré de ir dejando todas estas patologías mas no me disculpo por ellas, cada quién hace lo que puede.

Pero señores lectores, me despido sin prometer mi regreso ni mi muerte.

Salud.

lunes, octubre 12, 2009

Inagotable del saber; sangre

Soy alérgico a tus gritos,
y letreros imperantes,
me dominan si no siento,
desafiantes disparates,
si no mismo ya comprendo,
tú lo sabes; que ya sabes.

Decisiones denigrantes,
promoviendo bebes,
ebria embriagando,
cadáveres jóvenes desees.

Imposición tu simbología,
cárceles tus paredes,
de perdición; tu poesía,
tú que siempre crees que dominas.

De sangre y sudor de pueblo,
pintas tu alevosía:
de promesas malditas, ilusión y agonía.

Artificial e inhumana educas,
fría y maquilante; ordenas tus filas,
institución de pobres por ignorantes procuras,
y hacerles tus ayudantes esperas.

Esperando tus cadenas cortarme veme de reojo,
que si enfocas me miras,
que si enfocas petrificas.

martes, julio 28, 2009

Garabato

Círculos, rayas, trazos duros amorfos previenes,
acarreas las eses cual cadáver,
no sabes lo que haces,
te mueves más rápido se vuelve más divertido,
pero deforme y desgracias a la escritura,
maldices tus plumas, luego tus manos,
luego tus dedos,
prácticas desafías de todos modos sabes que nadie va a verte
hasta ser pasado a máquina a letra de molde lo sabes.

Te culpas a ti, aceleras garabato,
no puedes detenerlo ni tu trazo mejorarle
ni ves hacia atrás no quieres,
mejoras súbitamente
encuentras el modo adecuado de hacer
tu garabato reduciendo tu velocidad pero sólo quieres acelerar
ausencia de pausa aclamas
y descubres que sin tanto esfuerzo y con un trazo suave
todo es hermoso,
menos doloroso, quizá hasta igual de rápido,
esto es hermoso cómodo y elegante,
justo lo que no se enseña en la escuela,
ni en el día a día: belleza,
y ante ésta arrodillado,
te cansas de escribir garabatos,
que hacen que te duelan las manos.

Labor y ocio

Dicen que el secreto de un largo existir consiste en amar tu trabajo,
¿cómo puedes amar tu trabajo sin ocio para disfrutarlo?,
¿cómo poder amar tanto al trabajo
y negar ese amor cada que no lo haces
teniendo ocio?.

Tantas contradicciones no son cosa
de una mente sana,
mi argumento para desacreditar la salud del trabajo,
he expuesto.

Inspírame

Quitas tus lentes,
limpias tu rostro,
inundas tu cara,
desconoces futuros,
crees en la ceguera inspiradora,
escribirte se vuelve una obsesión ritual,
pensarte una necesidad,
mi ancla te digo lo sabes,
deterioro me distraes,
la ironía de la libre escritura es que no es libre
mientras se escriba a ti.

El cuerpo

¿Por qué decirte que te escribo
cuando no te escribo sino a ti?,
¿se espera que la felicidad se sienta
distinta dependiendo de con quien se sienta?,
y si es así ¿por qué te siento igual aunque te cambie de cuerpo?.

Cuerpo, ¿por qué prefiero ignorarte que dejar tu recuerdo?,
¿es acaso porque lo que se siente no es hacia ti sino a algo más?
¿quizá algo incorpóreo y somnífero?
... tengo sueño.

domingo, julio 19, 2009

La crisis de la creatividad

Pérdoname por no ser un autor,
por no escribirte frases que nadie haya escrito
usando palabras desconocidas
con símbolos nuevos e incomprendidos
y transmitir mi mensaje en medios no fluidos.

Perdona que mis frases sean ensayadas,
aunque al menos en el teatro de conocernos
sea el único que se preocupe por su papel.

Disculpa el mecánico rechinido de mi voz
contra mi garganta,
pues es sólo un robot
que no sabe sino repetir mis frases maquiladas
de línea de producción.

Ignora que todo esto es por pensar sólo en ti
que tengo tantas frases por bloques,
inventadas en el nocturno disimulo de estar contigo que a diario juega la mente,
es por eso que mis frases parecen antiguadas,
no es por otra cosa que estar guardadas por montones en cajones.

A ver si así relajas un poco tu crisis de la originalidad.

No te arriesgues

No me llames,
no pronuncies mi nombre
si no es para desahogarte,
no me hagas costumbre,
háblame sólo cuando me necesites,
no me respondas, no contestes.

Si te pregunto y decides contradecirme y responderme,
no me respondas más que respuestas vacías, sin sustancia, sin compromiso, sin peligro,
no te arriesgues.

Si llamo y por error contestas,
y por desgracia tienes un delirio que te hace reconocerme,
no me dejes oírte, no hables, no respires,
hasta un suspiro podría delatarte.

Si trato de verte o encontrarte,
hazte el muerto,
y si te veo en la calle e instintivamente te persigo:
¡huye!,¡corre!,¡enciérrate en algún lado!
¡e incinérate!
... pero no te arriesgues.

domingo, julio 05, 2009

El poema

Le escribes omitiendo tus regionalismos,
reduciendo tu lengua, ignorante
le cantas a una guitarra,
dejas este escrito sin título para nombrarle
cuando sepas de que hablas,
te hartas de tus escritos,
quieres borrar, empezar de nuevo,
cantar, llorar, pensarte, a la belleza,
no a la tortura,
palabras invertidas, hojas encontradas involuntariamente,
lamentos de tu infantil ex ser,
ahora ves expectante a la belleza que siempre te ha esperado y tú siempre tan cautivado sólo en tu tragedia que tan poco comprendías,
espacias tus palabras, las piensas,
terminas tu tinta, tu espacio, tu tiempo,
te sentías solo en el refugio de tu silencio atrincherado de ti,
piensas que tu lengua es la única que podría pronunciar esto de formas bellas,
piensas que los que han venido antes que tú han dejado camino erosionado,
sólo te encuentras tú en la nada de ella sin ella y le bendices,
le cantas, te canto, que si te encuentras no me pierdas, que si te encuentro me reconozcas, te grito,
escuchas cada letra, repites, ahora no malinterpretas,
supón que escribo lo que escribo y no lo que quiero decir,
por que si escribiera lo que quiero escribir no diría nada,
toma como un hecho que ni bien ni mal sé razonar, al menos no ahora,
y que has dejado en mis labios tatuado el adiós,
imagínate a mí ensayando todo el día decir
de formas bellas éstas las ahora tuyas palabras
con mi jodida voz,
para entonarles cuando permitas entonarles,
les escuches y hagas algo al respecto.

viernes, abril 17, 2009

Violencia y pomposidad

¡Fuego!, ¡frío!,
¡olvida el verso y la prosa!,
¡deja atrás la pomposidad verbal!,
¡escribe al revés!, ¡escribe de cabeza!,
¡pero describe un mensaje!,
¡ignora la belleza, renacentista, pomposidad!;
¡grita pronto y no te aplaces por menesteres del ritmo!
¡composición, retórica, irrealidad sólo vienen a estorbar!
¡violencia, ruido, agresividad!,
Fin.

No existe otra opción

Mirate, mirome, mirose.

Soy pobre, sin comida, con comida,
estoy enfermo, no estoy enfermo,
tengo familia, no tengo familia,
monedas te pido ganaste
con tu fácil trabajo conseguido por magia, espero.

Segregación discriminante soy pobre
¿no ves?
monedas ya dame, te pido
que no he conseguido suficiente
para prolongar mi vejez ¿no ves?
enfrente de ti camino haciendo gracia
de mi desgracia,
me suelto las prendas,
mezclo mis manos,
hablo en lenguas,
predico mis desgracias,
soy el único con problemas ¿lo sabes?
el mundo la tiene contra mí,
si te lloro, si no te lloro,
si te digo, si no te digo,
sólo trato de hacerte bien contigo mismo,
haciéndote creer que tus problemas no valen nada
en relación a los mios ¿lo ves?
pidiéndote dinero en la calle estoy,
con o sin alguna razón,
dame de tus carnes,
o de tus trabajos,
músicos y vendedores por encima de mí están,
no los puedo opacar,
al menos ellos ofrecen algo por tu favor
yo sólo miseria e incredulidad.

No existe otra opción más que pedir, ¿no ves?.

domingo, abril 12, 2009

Susurro

Te recuerdo como si estuvieras aquí,
no sé si recordarte como eras o como te recuerdo,
abrazándote tú en silencio / como siempre
¿te puedo contar cosas?
¿qué ocurre si te digo que te quiero?
nada dices, eres evidente inexpresiva,
te soy tan fácil, me ignoras,
buscas otros brazos,
sólo soy capricho tuyo,
te recuerdo inmóvil / te susurro,
te digo todo lo que quiera al oído
sin tener que ver tu rostro inexpresivo,
¿es acaso esto necrofilia
o tan sólo un amor no correspondido?
no digas nada / susurro,
a menos de que sea para hacerme feliz,
¿quién te ha pedido una explicación? calla
basta de tus falsas razones y verdades excusas,
te abrazo evitando tocar tu, para mí, idolatrado cuerpo
te vas en brazos ajenos
me esmero en buscarlos / juntos verlos
no consigo,
talvez sólo quería comprender mi estupidez
con el chiste gráfico de la escena tuya con él, no sé.

Vuelves / capricho tuyo de nuevo
caigo no en la trampa / desecho
mes después te busco / hablamos
te pregunto sentimientos / alegas exigencias
y pides amistad de nuevo
rechazos, iras y lloros a dioses
te recuerdo, te olvido, te susurro
te escribo tu nombre sólo para recordarte que debo olvidarte,
te canto en tus voces favoritas,
te golpeo sólo para ver si puedo sacarte expresión de esa manera,
te suspiro y te tiro al viento / tu palabra
¿por qué no supiste quedarte callada tan siquiera?

lunes, abril 06, 2009

Pizarra de los asuntos pendientes

¿Quieres saber que siento cuando beso tus labios?: nada
¿sabes cúal sería el condimiento de tu boca?: tus palabras
sólo dos palabras para disfrutarte requiero
dilo: te quiero
¿es acaso tan difícil de decir?
¿tanto miedo me tienes,
a que después de dicho te pisotee?

Viejos somos y momento es
de decir la verdad sin adornos,
ni preocupaciones que nada pasa
¿no ves?
anda dime y no te vuelvo a molestar
ni nos volvemos a hacer perder el tiempo,
me vuelvo a mi pizarra de los asuntos pendientes,
y por fin puedo tachar tu nombre, junto a la acción «olvidar»,
si no que suceda lo que tenga que suceder.

domingo, abril 05, 2009

Confusiones evidentes

Niña adolescente chiflada / confundida
con mujer madura, libre pensadora / viva
indiferencia confundida con timidez
olvido confundido con dulce postergación
pomposidad y declamación confundidas con lucidez e interés
afirmaciones y negaciones
contenedor de la contradicción / confundido
deseo y aprecio confundido con involuntaria necesidad de carne
te confundí con mi amada ilusión de nuevo / inherte cuerpo
confundí dolores y amores
ausencia de cariño con incapacidad de demostrarlo,
confundiendo a la confundida.

sábado, abril 04, 2009

Infructuoso

¿Qué caso tiene buscarte?
si cuando te encuentre
no hallaré más que un cadáver
no digo esto suponiendo que tengo vida infinita
ni que mi búsqueda será eterna
ni que para cuando te encuentre estarás muerta
lo digo porque un cadáver no es más
de lo que mostraste la última vez que te vi
gritarte, si no respondes
aunque tienes oídos perfectos
olvidarte, si no hay nada que recordar
si definimos el algo cómo eso lo «real»
pensarte, si por más que te pienso no te vas a levantar
ignorarte, si jamás me diste tu atención
escribirte, si no puedes ver
y cuando me puedes ver, no quieres ver
y cuando quieres ver, no quieres leer
y cuando quieres leer, no me puedes comprender
pues me has cifrado en lenguaje
que no entenderás.

viernes, abril 03, 2009

A Blancanieves

Definiendo hipócrita me encontré
en una noche divagando
¿no tendríamos que definir primero el ser?
si tú no eres el mismo de hace 5 o 15 años has cambiado
y si cambias cada 5 o 15 minutos, ¿hace diferencia?
al tiempo el tiempo le da igual
no lo puedes comparar.

En base a esto ya no sé
sí te he amado a ti, a tu otro yo o a usted
a la que besé
a la que abrazé
o con la que platiqué
¿si cambiabas cada 5 minutos seguías siendo tú?
ahora cuántos días ya ni sé,
sin volverte a ver.

Ahora termino y paso un cuento a contarse, todo a Blancanieves.

Blancanives contonea su corto, liso y negro cabello
con su hilera de siete enanitos siguiendo el trasero
llega uno lo toma
lo exprime
lo vacía en su boca
lo deja ir
pasa el siguiente y repite
así hasta que vuelve el primero.

Blancanieves ni un dedo necesitaría mover
(o al menos ella eso cree)
pero se mueve de un lado a otro por el sólo placer
de ser seguida y rechazar al que la alcanza
para de nuevo verlo volver.

Blancanieves en jaulas enanitos colecciona
una vez a la semana les da de comer
si alguno de ellos la llega a maldecir
ella respone así:
«¡Ja, cosas peores me han dicho!».
Y siempre deja al enano callado
diciéndose tristemente:
«pobre al que cosas peores le ha hecho»
y preguntándose quién y qué fue.
Uno de los enanitos, el romántico y menos listo
(aunque se creía listo el pobrecito)
empezó a escribirle poemas obsesivos
donde relataba sus sueños a su cautivadora
donde se veía él y ella sola
cuándo el enanito los poemas le entregó
ella leyó y en diezmillonésima de segundo concluyó:
«Enanito romántico lastre es
sólo viene a joder
pero escribirme se siente tan bien
vamos a inspirar un poco su placer»

Blancanieves una vez al mes lo sacaba a pasear
le ponía su correa y salía con él
pero si se llegaba a pasarse le ponía pie encima
o con períodico se ponía a golpear
lo trataba cómo un pobre animal,
si él se molestaba
se liberaba y empezaba a huir,
ella lo alcanzaba / de nuevo con su correa lo amarraba
acercaba sus cuellos... y lo besaba
enanito romántico / así se dejaba de mover
y a su jaula volvía y ahí se encerraba
(pués no se había dado cuenta que su jaula
no tenía candado, pobre enanito tontito)
... pasaba la noche y al amanecer
charlaba con los enanitos de las jaulas circundantes
presumiendo los besos de blancanieves,
el pobre sin nunca saber que a todos hacía lo mismo.

Y así fueron todos los días
hasta que uno de ellos Blancanieves decide
que prefiere al enanito arrogante
siempre parece más listo, lee mucho
sí / ese debe ser el más listo
pero para estar encerrado por Blancanieves debe de tener
algo de pendejo también,
entonces ella decide tomar a los otros seis
y arrojarlos al mar (incluyendo al poeta)
y después de arrojados prende fuego a la superficie del mar
(cómo lo hizo está por demás contar)
cinco enanitos carbonizando a la deriva están
enanito poeta es un caso especial
desde el momento que fue arrojado
se ha estado precipitando
en el mar pecho hacia abajo
resulta que su corazón es más denso de lo normal
lo cuál hizo el no flotar,
ahora enanito poeta acaricia una muerte segura
prometida por su corazón suicida,
pesado por el aún amor a Blancanieves la maldita
y así enanito poeta decide dejar el lastre de su enorme corazón
en el fondo del mar,
... hacia la superficie comenzó a flotar y se pudo salvar.

Décadas después Blancanieves gorda, vieja y sola
objeto de ningún placer
(enanito arrogante la olvidó mientras ella envejecía)
por fin comprendió
que es una utopía tratar de hacer lo que quiera
cuándo quiera
con quién quiera
pero ahora no habrá valiente,
que se atreva a hacer mella en su gruesa pared.

En cuánto a enanito poeta
de él jamás se volvió a saber
pero aún se cuenta la historia de cómo
su pesado corazón lo salvo de una muerte calcinada,
pero el no dejarlo le prometía una muerte ahogada.

Blancanieves pobrecita
maldita
sadista
muertita

miércoles, abril 01, 2009

Estás interfiriendo

Las hojas secas caen
el viento arrecia
el sol no perdona
sienten fuego en sus piernas
árboles en llamas, ¿castigados están?

Sin intervención humana se dan sus incendios
tú hipócrita admiras,
tú hipócrita lloras,
tú hipócrita reúnes idiotas,
tú hipócrita no te importa el fuego,
tú hipócrita sólo te sientes pequeño,
con tu grupo de idiotas decides
hacer un acto «humanitario», obra del «amor verdadero»
decides... apagar el fuego.

Madres naturalezas tristes están
acabas de arruinar otro sabio plan
madre naturaleza en su cuarto con sus juguetes incomprendida
cuando es chica linda la quieres, la presumes
cuando juega a la destrucción la reprimes
te avergüenzas, te culpas, la culpas
y no comprendes que lo que no es de tu agrado
también es necesario
maldito hipócrita tratando,
maldito hipócrita a tu naturaleza socializada.

domingo, marzo 22, 2009

Forzándote a escribir

Son las tres de la madrugada,
estás tirado en tu cama,
llevas cinco hojas
de supuestas ideas tuyas
a la basura,
aburrido, «todo está bien»,
no estás diciendo nada,
forzándote a escribir.

Te ríes de ti mismo
mientras escribes esto,
y divagas acerca de la recurrencia
de escribir exactamente lo que estás pensando,
ideando sobre si lo que escribes puede llegar
a estar escrito antes de que lo estés pensando
o si lo que piensas se piensa
justo antes de que lo escribes,
o si primero escribes y luego piensas
o todo junto y viceversa.

Forzándote a escribir
escribes estupideces,
describiendo como te fuerzas,
por el sólo placer
de mover tu mano sobre el papel
y preguntas de nuevo:
si te da placer, ¿sigues esforzándote?.

Carajo, acabas de descubrir una afición dormida,
que has tenido por los trabalenguas,
juegos lógico-estúpidos,
retando a la inteligencia,
y prefieres los de solución ninguna.

Duerme, que ya no sabes que escribes
o si lo que escribes te escribe a tí,
duerme y deja de seguir forzándote a escribir.

Duermo.

miércoles, marzo 18, 2009

Fusufum

Aquí estoy liado en el rumor de tus hipnóticos distractores,
presente en una clase sin nombre,
tratando de ignorar tu afán de perpetuidad,
influenciando a mis compañeros impacientes por pensar
sólo que ellos no lo saben,
tratando de pensar que no eres aquí sino algo más.

Eres una vieja anticuada,
¿por qué te esmeras en tratar de inculcar
tus estúpidos regímenes de perdición?,
envuelves en tu opio a esos pobres infantes,
tan ignorantes de un mundo en el que están sumergidos
que poco a poco agotan el aire de tu infortuna burbuja,
maldita ave vieja de carroña,
que con tus enormes, viejas y agujereadas alas,
tratas de abrigar, a tus infames polluelos,
dándoles de comer en sus bocas,
el procesado remedo de alimento,
negándoles cada que puedes la oportunidad de siquiera el nido dejar,
no se diga intentar volar.

Ave de carroña con tus maestrías,
en engaño y mediocridad,
con tus garras de la expectativa,
tu impermeable y largo pico,
ojos que todo y nada ven,
encierros de 5 años,
desperdicio de tiempo evidente,
limosna y de comer das al pendejo,
el listo no tan listo te desafía,
el listo más listo te ignora, te olvida,
y pretende hacer que nunca exististe,
ignorando años de condena,
... ¿sabes qué?,
aquí termino, ya me harté.

lunes, marzo 02, 2009

Sería más fácil

Sería más fácil una dictadura
donde me dijeras qué hacer,
si dijeras qué decir
dónde mi felicidad, fuera tu felicidad obligada,
si me dejara llenar
por las imposiciones comerciales de los medios,
de los amigos, de los padres.

Así no tendría que preocuparme,
podría simplemente andar rodante por ahí
con un empleo,
ocupado en mi cubito jugando con tecladitos,
o irradiando entropía moviendo basura
de un lado a otro,
no estaría sentado en mi rincón
divagante del sentido de la vida.

En cambio veme aquí,
caminando por la vida de espaldas,
ignorante del camino,
nunca atreverme al volteo,
especulando, suponiendo, inventando,
llenando de pasión tu envolvente vacío,
viendo cómo se alejan tus reos
enredados en tus largos cabellos,
agotando su vida, en la diversion de desenredarse,
... o al menos eso les dijeron.

Periodos artísticos

Te sientas a escribir
tratando no escribir
controlando tu cuerpo te sueñas
controlando tu nada te vives
impones en tus palabras
cosas nuevas describir
periodos artísticos nuevos dices descubrir.

Eres sólo un niño llorándole al no-amor
reproches a la libertad gritas:
«¡si tan sólo no existieras!»
«¡o al menos no te confundieran!».

Soñando, despiertas, llorando
tu no-amor observas siendo preñada
por cualquier idiota encimada
instantes de luz maldices
te han dejado ver
y huyes al sonoro de ese último gemido matutino.

Andas por ahí
escribiéndo lo ya escrito
¿crees que innovas maldito?
eres despreciado por tus y sus caprichos.

Te sientas ahí rodeando de distractores
pones música alta en tu mente
pones luces altas en tus ojos
invocas un infarto...
todo para distraerte.

domingo, marzo 01, 2009

La chica iglesia

Triste, vieja, oxidando,
miradas caídas, derrotando,
ahora desolada.

Has ahuyentado a tus esclavos,
con delirios del perdón,
no eres más que agua donde lavan sus manos,
hartos están de llegar sucios desvariados
les lavas las manos,
pidiendo sólo a cambio
monedas en tus manos.

Eres ese viejo soldado,
antes orgulloso, sanguinario, despiadado,
ahora aguas quietas, sin guerra,
vagando vas, perdonando, llorando,
denigrando tu anterior e imponente figura,
ahora no eres más que un mendigo, humildecido,
te sientas en tu esquina,
vendiendo tus historias, por unas migas,
¿viejo testamento a dónde has ido?
extraño esa soberbia, impaciencia,
ver ese Dios celoso, imperativo,
llenando de sangre tus mares,
matando al instante tus pestes,
ese Dios joven, decidido,
que te hace matar a tus hijos.

Chica iglesia, ¿por qué has encogido
a ese pobre Dios al olvido?

domingo, febrero 15, 2009

Experimentos controlados

Diseñas en tu casa solo
aislando del mundo tus penas
preparas la cena
enciendes las velas
arrastras a la ramera.

Ordenes precisas dictaste
para ejecutarlas, a ésa
terminan la cena
ni conversas
felicidades
variables controlaste.

Dos camas hiciste
todos lujos para ella
rosa a rosa cortaste y escogiste
y la otra sábanas blancas, insípidas, presentas
tu ramera escoge
tú consientes
ésa por tus ropas huye
por tus labios trepa
tú reclamas harta desobediencia.

Putas siempre ríen
siempre llegan
siempre huyen / de tu idiota condescendencia
putas siempre viven
sin tus planes / ni reglas
siempre te repiten:
¿experimentos controlados son lo que planeas?
¡Pues déjate de mujeres y consíguete muñecas!

miércoles, febrero 04, 2009

El entierro del Zafiro

Viene llegando Sofía
con un zafiro,
lo limpia, lo pule,
te lo muestra,
no sabes si presume,
pero te contenta,
Sofia niña huyes,
¡Sofia niña espera!
que tu zafiro ya no encuentras.

Tesoro arrinconado, olvidado, despreciado,
¿no sabes por qué te dejaron?.

Diamante encontraste,
zafiro ignoraste,
piedras preciosas en combate están,
interrumpes y lloras,
corriendo vas,
cargando al diamante,
¡qué débil es!
pues vidrio limado encontraste,
no puedes ver.

Niña ciega Sofía,
tu rostro hay que ver,
muéstralo cuando lo encuentres,
pués ni tú te has de reconocer.

viernes, diciembre 19, 2008

Haz lo que quieras

Vendaje acarreo,
vendaje arrastrando,
corriendo esmero,
me voy acercando,
manos viciosas, incomprendidas
vagando se encuentran,
si no las dominas.

Vendaje susurras
cubriendo tus labios,
deseos, reclamos,
que he ignorado.

Manos traviesas
no juegan más
liadas te encuentran
no moverás.

Haz lo que quieras
no lograrás
quitarte las vendas
ni un poco más.

Vulnerable quedas
a mi merced,
te abrazo y vacilo,
pereceré.

Deseo, confianza,
vendaje trairás,
deseo, esperanza,
el día llegarás.

sábado, octubre 25, 2008

Tortura

Tómala, bésala frente,
tócala, siéntela con un soplido,
acércate, aléjate, imántala,
enciéndela, apágala, tortúrala,
no uses manos,
no uses dedos,
usa palabras,
evita el verso,
átala vulnerable,
usa flagelo,
pero de nuevo
¡no toques su cuerpo!

Maltrata su trato,
ignora sus ruegos,
odiando tu amor se vive,
amando tu odio se muere,
carne congelada gime,
carne congelada eres,
para ablandarse golpes quieres.

Tortura mi amor eres
cosa que no te puedo dar,
tortura mi amor requieres
para poderme amar.

lunes, octubre 06, 2008

Cama de clavos

Cansado, moribundo,
viajas arrastrando,
largo día, dolor, agonía,
en el camino sólo ideas su imagen,
la deseas, quieres recostarte en ella,
y dejarte olvidar.

Llegas, la vez,
fría, agresiva,
recostarte en ella,
juego que sólo disfrutas de día,
ahora en la oscuridad,
sólo quieres descansar.

Estás harto,
recuerdas el truco de la presión,
para no dañarte
tienes que darle
de un sólo golpe
tu cuerpo entero,
te preguntas si prefieres
acostarte en el suelo.

Cama de clavos, ¿por qué escogiste?
si sabes que te quita el sueño,
pico sobre pico impenetrable,
es todo un duelo.

Cama de clavos,
¿cómo puedo usarte para aminorar mi pena
si eres tú la que la genera?

martes, septiembre 23, 2008

Liado

Me tienes, guardas, esperas,
te da la gana,
contemplas, tomas,
me envuelves,
haces esperar, lias,
contemplas tu creación,
quedé cómo quisiste,
admiras tu habilidad
y mi maleabilidad,

Después de tanto hacer esperar, me besas,
enciendes mi pasión,
disfrutas ese calor,
haces jadear, me agotas,
quiero sólo reposar,
tú no, haces insoportable esta arritmia,
ahora no, usame, gozame, terminame,
¡cumple mi propósito!,
pero no, ahora me desechas,
seco aspero,
objeto sólo de tu placer.

Me tienes liado,
en tu mano, atrapado,
dime tú ¿por qué he aceptado?

sábado, agosto 02, 2008

Egoísta

Huye, te persiguen
corre, te alcanzan
grita, te atraparán
calla, te arrastran
resígnate, te han metido en la ciudad.

Críticas, ese estado
estúpida, condescendencia
lloras, pues te inyectan
sacan, de tu escencia
lo natural, desprecian
la supervivencia.

Rezago procuran
placer / opulencia
vendados deambulan
repugnan tu prescencia
hazles comprender
que no sirve de nada
tratar de cambiarte
pues no necesitas
la mente llenarte
de ideas malditas
antinaturales.

Suicida preguntas
antes de ahorcarte,
¿también es egoísta
la vida quitarte?

miércoles, julio 23, 2008

Mutuamente excluyentes

Tú arriba, yo abajo,
tú abajo, yo arriba,
cresta, valle,
valle, cresta,
cero, cero,
te quiero, me odias,
te odio, me quieres,
te soy indiferente,
me eres indiferente,
funciones senoidales,
viajando por el plano
atracción en función del tiempo
con intersecciones de vez en cuando
pero sólo en cero.

Sí o no,
no o sí,
no o no,
sí o sí, imposible,
mutuamente excluyentes somos,
en el álgebra de la atracción.

Presa

Construida por común acuerdo,
para guardar lo vital,
conteniendo hasta el momento,
desborde violento temo.

Gruesa pared resiste,
no colapses por tu propio peso,
te necesito para disfrutar,
en los tiempos de sequía.

¿Gradual o violento?
Cómo debe ser el flujo,
gradual te mantiene de pie,
y a mí también,
sobrevivir, ¿de qué sirve?,
guía necesito, desborde violento,
dejarnos llover, luego colapsar,
llegar al pico más alto,
poner tu bandera,
y ahí suicidarte,
¿y si luego hay otro pico más alto?.

Maldita presa, que controlas lo vital,
barrera imaginaria, entre ella y yo,
predigo tu destrucción,
y te liberaré
aunque nos mate.

Flagelo, chispa, hielo

Flagelo, violencia, necesidad,
tú, yo, nosotros,
fingir, sentir, placer,
dolor, físico,
verdad, dolor, mentir,
incapaz, reunir, palabras.

Chispa, dolor, placer,
creer, amar,
querer, maltrato,
negar, amar,
tener, maltrato,
tener, amor,
hielo, aburrimiento.

Dolor, placer, odio,
diversion, yo,
amar, compresión, neutralidad,
aburrimiento, yo.

Solución, enigma,
búsqueda, decepción,
imposible, encontrar.

El espanta pajaros

Tiezo, se queda ahí,
lo vez debil,
le añades fortaleza,
valor, poder, caballerosidad.

Lo vez enano,
le das altura,
lo adornas, lo pones en un pedestal.

¡Momento!

algo disturba
a tu cosecha,
predador te acecha
justo antes de tocarte
usas tu arma secreta.

Espanta-pajaros rescata
a esa cosecha indefensa,
usando tu imponente figura,
ahuyentando al debil,
al indigno,
recuerdo maltrecho,
creado por tu ama.

Pero tonta granjera,
no siempre te durará,
pajaro listo empezará a dudar
de su grandeza, de su fuerza
se te acercará tanto
y te hará daño.

sábado, junio 21, 2008

Fiesta de firefox 3

Después de un poco de batallar con los burócratas de FCFM conseguí que nos prestaran el auditorio 1 de FCFM, usando este oficio:

auditorio_1_ff3.pdf

martes, enero 29, 2008

¿Carne roja o carne blanca?

No es por la carne
no por un beso
ni por el sexo,
ni siquiera te amo
no eres la primera
ni la última,
a mi me gusta blanca
tú la tienes roja,
no importa
no la comeré.

Tú carne roja manchada,
no de sangre
no de desamor
de deseo y arrepentimiento
tiñes,
niño que arroja la piedra y huye,
niña que seduce y excusa eres.

No es por amor
no es por deseo
es un pasatiempo.

Sentirme poeta,
sentirme caballero,
carne roja y blanca veo
no te puedo cortar,
¿ahora quieres amar?

No es química
ni amar
¿magia negra será?

Carne roja y blanca mezclas,
en el desbalanceado
molino de tu cuerpo,
irregular, deforme,
tu carne roja se ve deliciosa,
tentadora, brillante,
seductora,
tu carne blanca envenena,
dicen los que la han saboreado,
tu carne blanca me atrae tanto,
callada, discreta,
nunca se deja ver,
escaza, aunque de otro color,
difícil reconocer,
oculta entre la vastedad
de tu roja carne,
esa roja que con sólo un día saciaría,
no te necesitaría,
seguiría a la expectativa de tu contradicción,
carne blanca
haces creer que en tí no existe,
pero yo la ví.

No te preocupes
esto no es amor,
jamás se ha escrito de eso,
nadie escribe casado o relacionado,
sólo obsesionado,
sólo de desamor.

miércoles, enero 23, 2008

Migro de nuevo...

Ya dejaré de ``mantener'' este blog y pasaré todos mis documentos a http://00z.no-ip.org .

Saludos.

[Actualización 20120729]: esto nunca sucedió.

miércoles, enero 16, 2008

Maldita y vulnerable

Eres una maldita
me tienes pensando en ti todo el día
sabes lo que haces y te regocija.

Me tienes escribiéndote poesía
riéndote de esta tontería,
dije que no lo haría
te ruego y no te das cuenta
el sólo hecho de intentar volverte a hablar
es mi forma de rogar.

Eres una maldita
esperas verme de rodillas,
no lo haré
mi orgullo recobraré.

Me tienes reflexionando
¿Qué haré?¿Qué diré?¿Cuándo te veré?
te veo y lo olvido,
entierro mis planes,
me conformo con saber qué estás ahí,
que pareces estar bien.

Ahora que me vuelvo un poco cuerdo
doy cuenta de que el quererte me hace vulnerable,
atentas contra mi seguridad mental,
despedazas mi orgullo
me humillas
¿qué decisión tomaré?
¿Fuerza o debilidad?

Eres mi maldita vulnerabilidad
lo único que me hace creer
que soy un inferior humano.

Gracias por no estar como yo
con un poco que me quisieras
si tan sólo te tuviera
me vería desterrado de lo que soy,
condenado a suspirar como otro humano más
sin tiempo ni ganas de hacer lo que más me da placer,
el pensar.

Maldita vulnerabilidad
que te vives en el pasado
recordando lo que fue,
lo que te hizo perecer,
luego me lo cuentas a mí
quizá para molestarme
o para desilusionarme,
sea lo que sea
lo logras,
me despistas, te haces la simple
luego la misteriosa,
me dices que en tu rostro se puede leer tu corazón
te digo que concuerdo,
sin embargo jamás he tenido la más vaga idea de lo que piensas,
de por qué ni de lo que vas a hacer
en cambio me haces predecible, dosil,
manejable a tu entera voluntad
veme aquí escribiéndote,
inundas mi cerebro con tu imagen
con mis cálculos y recuerdos
destinados a depurar mis actos,
a saber en qué erré,
por eso te odio
púes no me dejas disfrutar
de mi amado pensar,
tú mi maldita vulnerabilidad.

lunes, octubre 01, 2007

Ausencia de nexo

A ti aprecio
porque no hay artificio que nos una,
ni la sangre, ni la antigüedad
te vienen a obligar
a respetar mi libertad.

Sólo me dejas en paz,
me dejas ser yo
me dejas con mi decisión,
sabiendo que la correcta tomaré
me dejas a mi merced,
esa es la verdadera confianza
no tener que registrarte mis actos
dejarme sólo, no preocuparte
sabiendo que volveré
y que si no lo hago
es porque haciendo lo que quiero estoy
de nuevo, confiando en mi acto.

Por eso y más a ti quiero
sin nexos,
sin compromiso,
sin obligación,
sin esa dependencia
que a toda relación caracteriza,
por esa ausencia de arrogancia
que llamo: verdadera confianza.

Ni tuyo, ni mío, ni de nadie.

domingo, septiembre 23, 2007

A e

Pués aquí sigo aún no he muerto,
sé que con mi prescencia no contento,
sé que aquí no debo estar
y sólo vengo a alardear.

Visita mi sitio
da cabida a un nuevo poema
que a tí no he escrito
sin embargo me alegra.

Pronto verás
de lo que puede ser capaz
un alma desdichada
que gusta de ser rechazada.

Perdona pero olvido
que sólo soy un niño
y como tal tengo prohibido
haberte conocido.

Recuerda que soy ateo
y por lo tanto no soy reo,
preso de la ley
esa ley divina,
que impide el tolerar,
impide libertad, volar, soñar,
a su mandato te tienes que acatar,
sino al infierno vas a dar.

No soy lo que cualquiera buscaría
tienes toda la razón
pero rompiste la ilusión
de que diferente eras,
y no cualquiera.

Superior te ví,
más aún demostrarlo no procuras
rechazas tu don, la buena intención, inteligencia, virtud,
todo por la buena costumbre
de esa inercia amorosa
que procuras,
perpetuidad es tu vida
por tanto eres una roca,
dura, estática, sin hablar,
me ves intentar hacer mella
en tu gruesa pared,
impaciente sigo de ver
cuando vas a ceder,
entregar poco de tu ser.

Sin más que decir
callo ya aquí.

domingo, septiembre 02, 2007

Fiebre

Empecé a quemarme por dentro,
fuí, te ví y sentí
esa necesidad de tocarte,
de abrazarte, expresarte
mi sentir,
ganas de no pensar
de dejar las cosas pasar
de imaginar, de besar
no sólo por curiosidad
¿quizá por mi fiebre será?

Mi fiebre revela más,
errores de años atrás
jamás declararte mi amor
y no por miedo a la decepción
miedo de saber
que no eres mi ilusión,
de que a mí hicieras
lo que aquella vez...
Pasando tu pretendiente va,
y tú lo percatas
soberbia derramas,
diciendo:
"Me lloró y me llorará,
jamás me alcanzará
valgo mucho más
de lo que puede pagar,
mi joya eterna brillará
a nadie se entregará,
anda dime ya
me amas de verdad
y nunca me tendrás".

Tu soberbia mostraste
mi pensar adiestraste
amor juré callarte,
para tu boca cerrarte
y jamás pudiera escucharte decir:
"Ese que va allá
triste, cojo y demás
confesó todo su amar
me entregó su sentir, su pesar,
su cantar, su llorar, su pensar
y con todo su ser yo ya
¿por qué suspiro mio
se habría de llevar?
Nada más tiene que ofrecer,
como para llevarse una miga de mi ser.
¿acaso cree que
con sólo amar
con él me iba a rebajar?
Ese tonto está mal."

Evitando eso procuré
guardar el sentir de mi ser,
pero tú deseosa de saber
de comprobar tu creer,
preguntaste de una vez:
¿recuerdas aquella vez
en la qué te consolé?
Sí, contesté.
Dime, ¿por qué lloraste?
respuesta solicitaste,
confundido pero frío,
sabía qué debía contestarte,
sin embargo recapacité y recordé:
"si doy mi amor su soberbia volverá
luego me rechazará,
se enzalsará
y me partirá"
Callé mejor
seguí la ilusión
con tal de no sufrir la última,
la peor decepción.

Años después por fin comprendí,
esto que escribí,
pero jamás entendí
¿por qué preguntaste algo así?

Pero bueno,
bajo efecto de mi fiebre estoy
por el callejón del delirio voy
todo esto ya no importa hoy,
sólo que sigo enamorado de tí
de la perfecta, la que me llena,
la que necesito, la hermosa,
la doncella, la joya, la aguja del pajar,
la perla entre piedras,
la que no tiene cuerpo definido
sólo habitas en mi mente,
de vez en cuando escojo un pedazo de carne
y ahí te ideo
tú mi amor y la mente que ya tenía el cuerpo
en conflicto eterno,
producto de mi imaginación, de la perfección,
de mi deseo,
deseo de que existas,
de que algún día encuentres un cuerpo
en el que por fin te puedas quedar.

Y luego despierto...
con mi fiebre.

domingo, agosto 19, 2007

Máscaras

Más caras tengo
de las que ves
máscaras ponen mi rostro
de revés
mas las caras
que ya olvidé
son la de verdad
y la de mi ser
que durante tanto oculté
para que nadie las pudiera ver
y así conocer
mi persona o mi saber
a ti entrego mi ser
si me quieres conocer.

domingo, agosto 05, 2007

Lectura trágica

Estás leyendo, te parece muy interesante
lees una historia no identificas el tipo,
te atrae, te absorbe,
sigues leyendo tratas de descifrar lo que pasa,
no entiendes es tan real,
susurras diciendo al protagonista,
qué debe hacer,
susurraras prediciendo qué va a pasar
él no te oye,
tu predicción falla
pués claro: es tragedia.

No la puedes predecir,
ni se puede controlar
es lo único que es real
ves a tu alrededor,
te das cuenta que estás envuelto en sus largos y negros cabellos,
no te puedes zafar
sigues leyendo, te llena más y más
sientes cómo lentamente invade tu cuerpo,
lo peor, lo que habías ignorado,
lo que dijiste: "eso no pasará, la vida no puede ser tan cruel"
desearías que pasara ahora,

Por que lo que viene,
lo que está pasando es verdadera tragedia,
y es mucho peor,
sigues leyendo, sorprendido del autor,
¿qué le habrá sucedido para escribir semejante monumento a la desesperanza?
te preguntas: ¿Cómo puede escribir así?
¿Así es en verdad su vida?
sigues leyendo, deletreando cada párrafo, cada verso,
tratando de buscar la respuesta,
tratando de encontrar ese mensaje oculto, esa ilusión,
pero sólo hay vacío, hay brevedad,
verdadera sinceridad, no hay mensaje sólo relato.

Sigues leyendo, esperando el final
esa moraleja que cierra todo cuento aún no llega,
pero te das cuenta que tu lectura no acabará,
el fin jamás llegarás a ver,
¿Por qué? Por que tú eres el lector... y el autor.

domingo, julio 22, 2007

Enamorado

La vez y te enamora
te sorprendes de su facilidad de ser
después de todo: es mujer,
anda aquí y allá
buscando a quién amar
la observas, te atreves, a hablarle
te ve, te escucha, lo piensa,
no tarda en desecharle
a la invitación que acabas de darle,
seguís allí, pretendés ser amigo,
ella lo sabe, no le importa, va a enamorarse,
del que ella vio, se enamoró,
la intentas, le rogase sin palabras,
te humillas sin arrodillarte,
la amas sin contarle.
la piensas, la sueñas, te inspira
descubres que haces arte,
procuras esforzarte
para extrapolarte
le esculpes una estatua
le escribes mil poemas,
le cantas diez canciones
trabajas hasta cansarte
todo para poder, en su corazón adentrarte,
pero no es así,
te ve y sos uno más
de los que la vienen a molestar,
tenés que tolerar
que ya tiene otro amar.

Pero ella está igual que tú
sólo que ella es mujer
¿por qué no podés entender?
¡No eres el único que sufre!
Todos viven así,
amar, amar, sufrir, sufrir,
seguís intentándola,
la vez de nuevo
quieres salir
pero acabas de discernir
que naciste para vivir así
siempre la vas a amar
déjalo de ocultar
cuando a otras vas a cortejar
diles de una ves ya:
"amo a otra , pero no quiere decir que no me vuelva a enamorar"
allá ellas si te quieren aceptar
pués esa es la verdad.


Pero no te preocupes,
quizá ella te ama,
tan sólo no puede aceptarle
pero así tiene que ser,
separados cómo nacieron,
como vivieron
y cómo morirán,
porque simplemente juntos no pueden estar.

miércoles, julio 11, 2007

La fuente

A veces brota,
a veces seca
a veces su sequedad te ha de preocupar
a veces te da de beber,
otras desborda su caudal
te empapa con su flujo sentimental
con su rocío te revive a tí
y a todos los demás,
te hace preguntar:
¿te quería mojar a tí nada más?

La ves, es tan preciada
todos desean su vital liquido,
la quieres tomar y de ella adueñar
por momentos desvias hacia tí su producción,
pués lograste captar su atención,
pero despierta y recuerda su importante función:
ir regando por allí,
a todos tiene que ayudar,
su necesidad de sentimiento calmar,
no puede ser sólo de tí.

Pero cuidado ten que la fuente de sentimientos,
no siempre te vaciará su dulce felicidad,
a veces llorará amarga soledad
y cuando eso pasé
¿qué vas a hacer?
¿acaso de frente le escupirás
devolviendole sus acidas lagrimas?
o ¿te atreverás a tragar ese amargo sorbo
y demostrarás que aún en su caudal estarás?

Hagas lo que hagas recuerda:
La fuente un día se va a agotar,
volteas y ves que se está yendo ya
fuente, ¿ahora a quíen vas a hidratar?.

domingo, julio 01, 2007

No llores

No llores niña más
por qué te acabas de decepcionar,
sé que pronto otro conocerás
que te hará olvidar,
de él te enamorarás
y volverás a alegrar
tu frágil sentir
tu dulce amar,
además recordarás
lo mucho que este pesar
te hizo madurar.

Yo también por eso he pasado
al ver mi corazón quebrado,
pero quedó reparado
cuando cuenta me he dado
que te tengo a mi lado.

Sé que de poco he servido
y quizá no ha parecido
que soy tu amigo,
pero estoy contigo
ya qué tú siempre has estado
cuando mas lo he necesitado,
y me has enseñado
qué hay cosas por las que jamás
se debió haber llorado.

Qué esto hagas te sugiero
con el tono más sincero
por qué así lo he hecho
y me ha funcionado,
dejé a un lado
ese sufrimiento
y olvidé el pasado,
para recibir al futuro
con un rostro reformado.

miércoles, febrero 14, 2007

De amor y amistad

De amor y amistad día,
que sin dicha ni alegría,
la de mi vida sinfonía
todo el tiempo corroía.

Hasta que una mañana
deja su maña
la cizaña
que me hacia creer
de forma extraña
que el mundo me engaña
diciéndome
que la amistad es patraña.

De amor y amistad historias
talladas en mi memoria
que con múltiples dedicatorias
daré recordatoria,
historias de amistades,
historias de trances,
historias de verdades,
que me hacen contarles.

Diversas amistades
mi camino han trazado,
diversos amores
lo han accidentado,
de las amistades haré mención
por que si de los amores hago
podría parecer acto desesperado.

Recuerdo la amistad de una niña
la más preciada de mi vida,
que en secundaria conocía
y jamás olvidaría.

Prosigo con aquél amigo
que con su consejo divino,
frecuentemente a ayudarme vino
y aunque no siempre combino
su pensar con el mio,
un lugar de mi raciocinio
tiempo acá ha tenido.

Ahora remembraría la otra amiga
que mucho de mi pensar atraía,
mi angustia inducía,
a la que todo perdonaría
y jamás comprendería.

De amor y amistad este poema trata,
de amor y amistad el corazón se maltrata,
de amor y amistad mi cuerpo se ata,
de amor y amistad la vida me mata.

martes, enero 30, 2007

Masoquista

Soy un masoquista loco
y eso es poco,
ya que veo una foto
tuya y del otro,
juntando pena,
para poder escribir
mi último poema.

¿Por qué me gusta hacerme sufrir?
Lo hago para percibir
si puedo cumplir
el reto de prescindir
un día de ti.

Que fácil sería,
si tu corazón fuera sincero,
y por lo menos me diría:
--Te quiero
pero no deseo
dejarte perplejo,
cuando te entero
que solo te veo
la cara de pendejo.--

Pobre masoquista,
que revisa
una revista,
buscando la arista
de su cara deformada
debido a la golpiza propinada
por él mismo el sadista,
por que no encontraba
en su vista
tu risa,
que tenía extraviada
de su mirada
el triste extremista.

Ahora se alista
el mediocre idealista,
que todo el día se despista,
recreando su régimen fascista,
que parece extraído
de una novela utopista,
de esas donde esta atraído
el lascivo protagonista
de una chica que se cree lista.

martes, enero 09, 2007

Olvido, mi mayor enemigo

Como dar lugar al olvido,
si con tu solo nombre
me domino,
como te voy a olvidar,
si eres lo único que me viene a alegrar.

¿Por qué no puedo olvidarte?
¿Por qué no puedo dejarte?
¿Por qué corazón
no puedo liberarte?
Justo cuando empiezo
a de mi mente borrarte,
veo algo
que me hace recordarte,
quizá es la bondad
que nadie puede quitarte,
quizá tu virtud
que no puedo negarte.

Razón mía
si tan solo pudieras escaparte,
de esta especie de trance,
que no deja apartarte.

Huir para buscar posada,
en otra parte,
lejos de esa mirada,
que no deja de tentarte,
y lentamente
comienza a opacarte.

Creer que sería fácil
dejar de amarte,
es tan falso como decir
que esto es arte.

Si en alguna otra vida,
desencadenarme conseguiría,
que caso tendría,
seguir con la tontería,
de escribir esta poesía,
que de nada serviría,
pues su propósito no cumpliría,
el cual completado solo sería,
el momento en que a tu corazón llegaría.

El día en que por fin te olvidaré,
será el último en que escribiré,
por que sin musa quedaré,
solo a mi mercé.

jueves, noviembre 30, 2006

La historia tiende a ciclar

Esto te voy a preguntar,
quiero que me contestes con la verdad,
¿en el agua pasada piensas volver a nadar?
Creó que me tengo que explicar,
volveré a empezar,
con aquel que dejaste atrás,
¿Te piensas volver a enlazar?
Antes de que vayas a contestar,
quiero que sepas que no me voy a enojar,
pero te pido
que me dejes continuar.

Cuando apenas nos empezábamos a tratar,
no despreciábamos la ocasión para poder chatear,
todo era
como entre nubes volar,
hasta que una foto tuya y de el usabas mostrar,
entonces te tenía que recuestar:
¿por favor la puedes quitar?
Cuando me empezabas a cuestionar,
que por que el gusto me habías de dar.

Fue cuando
dejando mi mente divagar,
empecé a sospechar,
que algo entre ustedes
se iba a dar,
volviendo a la realidad,
me dejaba engañar,
creyendo que de una amistad
se iría a tratar,
más no dejaba pasar,
la oportunidad
de una indiscreción realizar,
cuando te fui a preguntar:
¿El te esta empezando a gustar?
y me dejabas descansar,
cuando me acababas de afirmar,
que para nada
te iba a la atención llamar,
pero mis dudas habías de confirmar,
cuando empezaron a andar.

Ahora después de ustedes cortar,
la historia vuelve a ciclar,
veo que lo vuelves a frecuentar,
que el te torna a llamar,
que lo dejas entrar,
y que lo vuelves a ocultar,
no te voy a recordar,
que dijiste que tratarías olvidar,
solo te voy a suplicar,
que esta vez me digas la verdad:
¿Te estas volviendo de el a enamorar?
Tengo que recalcar,
que con una respuesta sincera
mucho dolor me podrías ahorrar.

sábado, noviembre 25, 2006

La noche del concierto

Esa noche llegue temprano,
fui a ver como se distraía la gente,
que reía tan fácilmente,
con las gracias que ingeniosamente,
maquilaba el entreteniente,
el los divertía,
mientras su dinero pedía,
simplemente me sorprendía,
la rapidez con la que de ganancia se hacia.

Después de un rato,
y mi curiosidad saciado,
me dispuse a resolver
si habías llegado,
vaya con que me he encontrado,
que has arribado,
antes de lo acordado.

Con mi vaga vista,
solo divisé una nublada figura,
pero inexplicablemente,
sabia que la que estaba de pie en mi enfrente,
eras tú,
que esperaba impacientemente,
a este falto de atención,
que descortésmente,
del lugar se había ido,
simplemente
para volver entretenido,
súbitamente la figura hacia mi se había dirigido,
efectivamente,
eras tu que también me había reconocido.

Al encontrarnos,
nos saludamos,
como acostumbramos,
con unos ligeros reclamos,
acerca de la hora a la que llegar acordamos,
creo que mutuamente olvidamos,
felicitarnos por nuestros cumpleaños,
ya que estos eran nuestros regalos,
el tuyo haber asistido
al concierto de Fernando Delgadillo,
el mió el poder estar contigo,
aunque fuera solo por un ratillo.

Como al lugar,
donde delgadillo iba a cantar,
no pudimos entrar,
en una mesa de un cuarto auxiliar,
nos tuvimos que sentar,
yo estaba a punto de mi intento de platica empezar,
cuando comenzó un músico a tocar,
el sonido era tan fuerte que nada se podía escuchar,
así que te pregunté si te querías marchar,
a platicar, caminar, para que un café pudiera yo comprar,
y tu adquirir la tarjeta de teléfono con la que tu mama te iría a
contactar.

Después de esta corta caminata haber emprendido,
por fin al lugar nos pudimos dar por introducido,
todo estaba como lo convenido,
una mesa, una vela y 4 banquillo,
un porta papeles con un numerillo,
"95" decía el papelillo,
que indicaba,
el sitio donde seria nuestra velada,
que todavía no daba por iniciada,
y que pronto seria de extraña catalogada.

Poco después de que la música diera por iniciado,
a nuestro lado 2 mujeres se habían sentado,
madre e hija se han acomodado a nuestro costado,
la hija había afirmado, que su madre tenia un dote algo deificado,
un don por el altísimo brindado,
que sabiamente ha negado,
a dar por explotado,
la señora nos daba por asegurado,
que una habilidad para la premonición había desarrollado.

Como prueba de su extraño dote,
nos había contado,
algunos de nuestros hechos de presente y pasado,
a mi me dio por un introvertido,
que novia nunca había tenido,
por que la definición de "noviazgo" no había compartido,
a ti, por el contrario,
te dio por extrovertida,
recalco que algunas experiencias amargas habías tenido,
y otras cosas mas en las que estoy seguro has diferido,
también nos relato que vidas pasadas habíamos vivido,
que en esas nos habíamos conocido,
y que esa era la razón por la que estaba ahí contigo.

Esta misteriosa dama,
de edad algo avanzada,
fue en muchos casos acertada,
como cuando descubrió que a mi tu me gustabas,
y me dijo otras cosas más que yo a nadie le contaba.

Se que pensaste que mi razón fue influenciada,
por las palabras de la dama,
cuando te hice la pregunta que tanto había tenido guardada,
pero no fue así,
el cuestionarte lo que te cuestione,
era parte del plan que con toda intención idee,
aunque no creas nada,
tu respuesta ya estaba esperada,
tenia a mi alma con una coraza preparada,
para el día en que por fin la dieras por rechazada.

No tienes la culpa de que esta alma este enamorada,
jamás le diste razón para estar ilusionada,
mas bien fuiste como un hada,
y aunque jamás le regalaste ni un ala,
como si fuese un hechizo,
la tenias encantada,
pero que eso no te tenga preocupada,
No tuviste la culpa de nada.

Lo mas interesante,
de cuando me rechazaste,
es que en verdad,
y lo digo con toda sinceridad,
por primera vez, me sentí en libertad,
eres la única que me ha dado la oportunidad,
de experimentar esta felicidad,
por primera vez sonrió,
como siempre había querido,
pero jamás había podido...

domingo, noviembre 12, 2006

Feliz cumpleaños

Hoy,
lluvia de regalos tendrás,
a muchos abrazarás,
decenas te llamarán,
y felicitarán.

Ahora mismo yo también lo hago,
por que creo que sabes
que no me gusta quedar callado,
este verso es mi regalo,
creo que ya lo habías imaginado.

Se que no soy el único
que versos te ha dedicado
jamas me he ilusionado,
pero espero que a los mios
mayor importancia les hallas dado,
por que ten la seguridad
de que eres la única que me ha inspirado,
y a la que poemas he entregado.

Pero bueno... Dejaré de aburrirte,
con mis complejos de enamorado,
y comenzare a decirte,
todas las cosas que siempre te he deseado,
te deseo abrazos,
te deseo risas,
te deseo caricias,
te deseo muchos años,
te deseo que nunca cambies,
te deseo tantas cosas,
que si sigo ahora nunca acabo,
mejor este escrito doy por terminado,
pues me he aplazado,
mas de lo planeado,
y esto de sentido
se ha agotado,
todo lo pude haber acortado,
hace buen rato,
con un simple:

Feliz cumpleaños.